Orina de lobo para ahuyentar a jabalíes

FAUNA SALVAJE

Orina de lobo para ahuyentar a jabalíes

Orina de lobo para ahuyentar a jabalíes Archivo EFE. Toni Albir

Barcelona (EFE).- El Ayuntamiento de Sant Martí de Centelles (Barcelona) está pulverizando con orina de lobo los caminos rurales que son más utilizados por los jabalíes para llegar al núcleo urbano para impedir su acceso a la población.

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sant Martí de Centelles, Lluís Sallés, ha explicado a Efe que el ayuntamiento ha puesto en marcha esta medida durante el mes de agosto tras las quejas de algunos vecinos debido al aumento de cerdos salvajes en el núcleo urbano.

Sant Martí de Centelles es una población de carácter rural que ronda los mil habitantes y el acceso al núcleo urbano se hace a través de caminos rurales y boscosos.

Lluís Sallés ha concretado que los jabalís se alimentan de raíces y que “a finales de verano no pueden obtenerlas porque el bosque está muy seco debido a la falta de lluvia”, lo que provoca que “bajen del bosque y se acerquen al núcleo urbano en busca de comida y agua”.

Es un comportamiento “normal” que los jabalís hacen cada año, ha detallado el concejal, y al que están “acostumbrados los vecinos más antiguos de la localidad”.

Ahuyentar a los jabalíes

La orina de los lobos, depredadores naturales de los jabalís, contiene feronomas que ahuyentan a los cerdos salvajes, ha explicado Sallés, por lo que “al olerlas, deciden huir”.

De momento, la medida “está dando resultados significativos”, ha reconocido Sallés, que ha recordado que durante el mes de julio y principios de agosto la brigada municipal “encontraba cada día basuras revueltas como señal de que los jabalís habían llegado al núcleo urbano”, mientras que ahora “la afluencia se ha reducido a más de la mitad”.

Medida transitoria

Se trata de una medida “transitoria”, ha aclarado Sallés, porque con las lluvias de otoño “el bosque se humedecerá y los jabalís podrán encontrar alimento en el bosque”. Además, en septiembre empieza la temporada de caza, lo que “también ahuyentará a los jabalís”.

Paralelamente, para facilitar el éxito del programa, los responsables municipales han pedido a los vecinos que no saquen a la calle el contenedor de basura orgánica que se utiliza en los domicilios para la recogida selectiva, porque “es más accesible para los jabalís y olfatean mejor su contenido”.

Otros municipios como Aiguafreda (Barcelona) también han tomado este verano la misma medida para ahuyentar a los jabalíes que se acercan a la población en busca de alimento. EFE
cp/gb/icn




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com