CONAMA 2018

Organismos y administraciones, cobijados bajo el paraguas del desmán

Organismos y administraciones, cobijados bajo el paraguas del desmán Imagen de archivo. EFE

El proyecto Life Desmania, que coordina desde el año 2012 la Fundación Biodiversidad, ha constatado la sintonía entre distintas administraciones y organismos, cuya suma de esfuerzos ha hecho posible el objetivo de aumentar el conocimiento para salvar de la extinción al desmán ibérico.

A punto de finalizar sus trabajos, esta iniciativa, financiada por el programa Life de la Unión Europea y en la que el Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco) ha contado como socios con los gobiernos de Extremadura y Castilla y León, la sociedad pública Tragsa y la Fundación Cesefor, presentó sus resultados este miércoles en el marco del Congreso Nacional de Medio Ambiente (Conama 2018).

Remando juntos

Para Javier Cachón, director general de Biodiversidad del Miteco, “proyectos como este deben ser muy tenidos en cuenta a la hora de mostrar esa necesaria colaboración entre administraciones para poner en marcha medidas eficaces para la mejora y conservación de nuestro riquísimo patrimonio biológico, del que tenemos que estar orgullosos”.

José Ángel Arranz, director general de Medio Natural de la Junta de Castilla y León, subrayó que “si algo tenemos que destacar de este proyecto es que administraciones con competencias convergentes hemos sido capaces de sentarnos, hacer un proyecto y ejecutarlo cumpliendo con los plazos y con toda normalidad”.

Carlos Marcos, del Área de Calidad de las Aguas de la Confederación Hidrográfica del Duero, valoró igualmente la coordinación, porque “lo importante es que tengamos un marco de colaboración y que entre administraciones nos podamos transmitir nuestras necesidades”.

De esta manera, las medidas incorporadas al programa de conservación de cauces “irán destinadas no tanto a objetivos generales, sino mucho más concretos, como los que requiere la conservación de esta especie”, subrayó.

Por su parte, Ángel Fernández, investigador y consultor ambiental, calificó la experiencia de “muy positiva, porque han trabajado de la mano administraciones muy diversas y se ha constatado que todos remamos en la misma dirección” para salvar una especie que no tiene la fama ni el aspecto de un oso o un lince.

Life Desmania

El proyecto Life Desmania ha trabajado en 33 Zonas de Especial Conservación (ZEC) de la Red Natura 2000, donde se han revisado 9.000 kilómetros de río en mil tramos diferentes, se han recogido 1.200 muestras y se han analizado genéticamente para determinar la presencia de desmán ibérico, del que se ha evidenciado una nueva población en Ávila, antes desconocida.

Además, se han eliminado al menos una docena de azudes o presas, se han restaurado cuatro escombreras, se han llevado a cabo reforestaciones en 80 kilómetros de río, se han retirado residuos en 187 kilómetros y en otros cinco se han hecho tratamientos contra un patógeno que dañaba el ecosistema de ribera.

También se han organizado 55.000 jornadas de trampeo para reducir la presencia de visón americano -uno de los principales depredadores- y se han impartido 500 talleres con la participación de más de 13.000 escolares y jornadas de voluntariado para labores de limpieza de ríos y sensibilización.

Conocer al desmán

Ignacio Torres, subdirector de la Fundación Biodiversidad y director del proyecto, explicó que “cuando nos fijamos en esta rata trompuda nos damos cuenta de que es una especie que nos está marcando algo, que nos está avisando de que nuestras acciones pueden estar cambiando las condiciones de su hábitat”.

En los últimos seis años, según Ángel Fernández, “hemos pasado de no saber dónde había desmán a conocer al dedillo su presencia, hemos aprendido mucho de las amenazas, de los factores que influyen para que habite en una cuenca y no en otra prácticamente idéntica, hemos dado un paso enorme, pero queda mucho por hacer”.

En este sentido, el director general de Medio Natural de Castilla y León, José Ángel Arranz, explicó que se ha constatado que la especie “va mal, pero seguimos sin saber qué le pasa realmente, por qué las poblaciones están en esa situación, incluso en lugares donde la calidad del agua es excelente”.

“Hemos dado pasos y estamos haciendo cosas que intuimos que van a ser buenas, pero tenemos que ir más allá de observar o describir una extinción, ser proactivos en base a una investigación rigurosa y plantear medidas que garanticen que los desmanes no van a desaparecer de nuestros ríos”, insistió.

desmán ibérico

Imagen de archivo. EFE/Cristina Yuste

El presidente de la Federación Europea de Sociedades Limnológicas, Antonio Camacho, recordó que el desmán “requiere aguas con bajos niveles de contaminación porque necesita alimentarse de una dieta variada” y en este aspecto, los ríos de montaña “necesitan mejorar”.

Pero además, “se deben eliminar otras amenazas, como las infraestructuras que impiden la conectividad entre poblaciones, y adoptar medidas de adaptación al cambio climático”, que se prevé provoque alteraciones hidrológicas, con menor disponibilidad de agua en las cabeceras e incremento de las temperaturas.

“Hay que preguntarse cómo afectaría a la especie y su hábitat, si cambiarían las comunidades de las que se alimenta o sus depredadores, qué pasaría con los patógenos y parásitos que les afectan o si se aceleraría su metabolismo, ya de por sí acelerado, con uno o dos grados más”, señaló.

Según Ángel Fernández, “hay muchos aspectos que más o menos conocemos del desmán, por qué ocupan unos ríos y no otros, sus áreas de campeo, las dificultades para atravesar obstáculos fluviales, pero no sabemos nada de cuándo y cuántos se reproducen ni las causas de mortalidad”, por lo que “es difícil hacer planes de conservación y manejo”, que serán “puntos clave” de la investigación futura.

“Hay que garantizar un mínimo caudal en los ríos y unos mínimos de consumo y riego también, pero hay que compatibilizar las medidas con el desarrollo humano en los lugares donde habita el desmán, hablar con la gente, contarles por qué se limitan las extracciones y que esté orgullosa de tener esta especie en sus arroyos”, añadió.

Educar y sensibilizar

En este sentido, Pedro Muñoz, director general de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura, subrayó que una de las acciones más importantes fue la sensibilización; “es muy difícil hacer ver a la gente del campo que hay que cambiar las acequias de riego para salvar un animal que ven como a una rata que les complica la vida”.

“Nosotros nos embarcamos en este proyecto porque entendíamos que el desmán estaba en regresión y teníamos que apostar por una especie emblemática, también en Extremadura”, y para ello se recorrieron las gargantas, se llevaron a cabo actuaciones en los cauces para mejorar su hábitat -como modificación de infraestructuras- y acciones de sensibilización y divulgación.

“También creemos que ha sido muy importante aprobar el Plan de Recuperación del Desmán, por el que nos comprometemos a acometer una serie de actuaciones con una inversión de 50.000 euros anuales”, añadió.

Ignacio Torres hizo hincapié en la necesidad de recuperar los caudales de los ríos, en cantidad y calidad, para salvar al desmán, “pero también al homo sapiens”, y para ello “hay que regular bien el recurso, ver cómo mantener el desarrollo humano pero que nuestra propia supervivencia no ponga en peligro la del resto de especies”.

En algunos de los espacios analizados en el proyecto “hemos detectado que las necesidades humanas están sobreexplotando esos lugares y necesitamos un sobreesfuerzo para lograr que sigamos teniendo desmanes y también homo sapiens”.

Una especie paraguas

Para José Ángel Arranz, “hemos conseguido que este pequeño mamífero de apenas 80 gramos se haya convertido en una especie paraguas, un indicador de un estado de conservación de un hábitat, y que se tenga en cuenta su presencia cuando vamos a hacer actuaciones en el ecosistema”.

Carlos Marcos incidió en que “cualquier figura de protección adicional establece un grado extra de protección” y en este sentido se refirió a las Reservas Naturales Fluviales, que “muchas veces discurren por espacios de la Red Natura 2000 y pueden contribuir a la conservación del desmán ibérico”.




Secciones:                
Redactora de la Agencia EFE, adscrita al departamento de EFEverde. Licenciada en Ciencias de la Información, año 1989 Fecha de nacimiento: 21 septiembre 1966 Lugar de nacimiento: Madrid

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies