NATURALEZA ORCAS

Fallece en Tenerife “Ula”, la hija de la orca sorda “Morgan”

La orca Morgan en The Dolphinarium de Harderwijk (Holanda). EFE/ARCHIVO

El zoológico Loro Parque ha comunicado el fallecimiento de “Ula”, la hija de “Morgan”, la orca rescatada en el Mar del Norte y que padece sordera, y ha anunciado que se realizará una necropsia con expertos en patología de cetáceos para conocer las causas de su muerte.

Muerte de la orca Ula

En sus redes sociales Loro Parque ha compartido “con inmenso dolor y tristeza” el fallecimiento de “Ula”, que había nacido en su recinto de Orca Ocean, y ha recordado que hace meses enfermó y llegó a estar en situación crítica.

“Ula” consiguió recuperarse “gracias a un gran equipo de profesionales y a su incansable esfuerzo y dedicación” pero, sin embargo, hace unos días se mostró de nuevo decaída y sin ánimo.

El equipo de Loro Parque respondió de forma inmediata y puso en marcha todos los procedimientos médicos para analizar su estado de salud, al tiempo que se realizaron pruebas para conocer la razón de su desánimo pero “desgraciadamente, hace pocas horas, Ula nos ha dejado”.

PETA pide el traslado a santuarios costeros

La vicepresidenta de programas internacionales de PETA, Mimi Bekhechi, señala en un comunicado que la muerte “extremadamente prematura” de ‘Ula’,  es la segunda en Loro Parque este año tras el deceso de ‘Skyla’ en marzo, y supone un “trágico recordatorio” de que estos “sensibles e inteligentes” animales “no deberían estar en cautiverio “en tanques diminutos”.

Según Bekheni, “no se necesita una necropsia para saber que el sufrimiento, estrés y aburrimiento como consecuencia de vivir dentro de un tanque de concreto perjudican enormemente a las orcas”.

Abunda en que PETA “y otros expertos en mamíferos marinos” han identificado que las orcas en Loro Parque “padecen problemas de salud y angustia psicológica”, y recuerda que alertaron sobre la condición de ‘Ula’ “en muchas ocasiones”.

Por todos estos motivos, PETA interpela a Loro Parque para que haga “lo correcto” con la madre de ‘Ula’ y con las demás orcas que permanecen “prisioneras”, trasladándolas a santuarios costeros para que puedan tener “una vida más natural”.

Morgan, la orca sorda

“Morgan” fue encontrada en las costas del Mar del Norte, próxima a Holanda, el 24 de junio de 2010, y fue hallada sola, deshidratada y desnutrida.

Como no se pudo encontrar a su familia, no podía ser devuelta al mar y solo había dos alternativas: la eutanasia o integrarla en un grupo de orcas bajo cuidado humano y la Justicia holandesa acordó que el mejor lugar para ello era el zoológico tinerfeño Loro Parque.

Al poco tiempo de su llegada a la isla, sus cuidadores detectaron que “Morgan” no respondía a estímulos sonoros y un grupo de expertos comprobó que estaba sorda, lo que le impediría cazar, orientarse y comunicarse en el mar.

Para poder interactuar con ella, los entrenadores de Orca Ocean, en Loro Parque, idearon y desarrollaron un sistema de comunicación basado en luces único en el mundo-

“Morgan” logró su integración en el grupo y en septiembre de 2018 dio a luz a su primera cría, “Ula”, fallecida en las últimas horas. EFEverde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com