LAOS INUDACIONES

El opaco régimen de Laos y la dudosa cifra de muertos tras rotura de presa

El opaco régimen de Laos y la dudosa cifra de muertos tras rotura de presa Derrumbe represa Laos. EFE/ABC LAOS NEWS

El opaco régimen comunista de Laos cifra en solo 8 los muertos por las enormes inundaciones causadas por la rotura, hace hoy una semana, de una presa, unos datos que, según analistas internacionales, podrían "esconder" la magnitud real de la tragedia. <

Un enorme mar rojizo continúa bañando la planicie de la provincia de Attapeu, en el sur de esa empobrecida nación del Sudeste Asiático, a raíz del vertido el pasado lunes de unos 5 millones de metros cúbicos de agua al derrumbarse la estructura.

El desconfiado gobierno laosiano, que ha prohibido el acceso de los periodistas al devastado distrito, reconoce 123 desaparecidos, la mayoría ancianos y niños.

Balance oficial víctimas

Sin embargo, el balance oficial de víctimas mortales -actualizado a 8 el sábado- difiere de las cifras extraoficiales publicadas con anterioridad por medios oficialistas, que situaron en 27 el coste de vidas por la tragedia.

“Es complicado saber cuál es el número incorrecto. Puede que hayan decidido mantener en secreto el verdadero para evitar que la presa sea vista como problemática, o una sobrestimación inicial en el número de fallecidos”, apunta a Efe Ian Baird, profesor de la Universidad de Wisconsin-Madison y experto en Laos.

El primer ministro laosiano, Thongloun Sisoulith, advirtió a la población en un mensaje televisado sobre los riesgos de diseminar rumores o noticias falsas a través de canales extraoficiales, como las populares redes sociales.

El Gobierno también ha encomiado a personas y medios internacionales a seguir las “precisas” informaciones sobre la situación proporcionadas por los medios y emisoras estatales, al recordar algunas de las leyes podrían ser vulneradas si se publican informes ficticios y que conllevan penas de prisión.

Críticas internas 

Han surgido muchas críticas dentro de Laos desde que la presa se derrumbó. Podría tener un impacto en la política (de construcción de embalses) del Gobierno, pero no lo sabría cuantificar. Lo que es seguro es que hay mucha gente enfadada por lo ocurrido”, apunta Baird.
El denso fango producido por las aguas aún entierra viviendas enteras, la mayoría construidas con madera y chapa, de las 13 pedanías hasta el momento afectadas.

Los equipos de rescate en ocasiones solo pueden ver los tejados de las casas o la parte superior de los templos, algunos hasta una altura de 10 metros, describe el diario “Vientiane Times”.

Puentes y carreteras se han derrumbado o desaparecido ante el envite de las corrientes, lo que dificulta aún más las operaciones de rescate en un “vasto territorio en el que se incluyen bosques”, apuntan los oficiales.

Evacuados 

Algunos de los 10.000 evacuados describían estos días al medio oficial cómo sus familiares fueron arrastrados por el torrente y los daños materiales causados por las inundaciones.

Se prevé que a medida que cedan las aguas el número de víctimas mortales aumente.

El Gobierno ha responsabilizado a la sociedad constructora PNPC (formada por dos compañías surcoreanas, una tailandesa y una laosiana) por el derrumbe de una sección en construcción de una red de embalses ubicada en los ríos Xe Pian y Xe Namnoy.
Uno de los socios, la empresa surcoreana de ingeniería SK, reconoció haber detectado deterioros en la obra un día antes del desplome.

El proyecto que desarrolla PNPC forma parte de un plan nacional para aprovechar la red fluvial del país y convertir a Laos en una fuente generadora de electricidad limpia para el Sudeste Asiático, a donde exporta entre el 70 u 80 por ciento de la energía generada.
Bajo el eslogan “la batería de Asia”, el Ministerio laosiano de Energía tiene previsto levantar 159 plantas hidroeléctricas para 2030 y estudia otras 200 posibles localizaciones.

Recomendaciones WWF

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) recordó al Gobierno de Laos los “múltiples riesgos asociados con la energía hidroeléctrica” al presentar otras “opciones para atender la creciente demanda de electricidad y generar ingresos”, como la energía solar.

“Es importante destacar que antes del derrumbe la presa ya estaba causando un impacto medioambiental y social negativo en su reserva y a lo largo del curso del río Xe Pian”, indica a Efe el profesor Baird al enumerar los problemas con el reparto de las compensaciones, la pérdida del acceso a la pesca o la falta de tierra para agricultura.

En septiembre del año pasado, un fallo durante la construcción de una presa menor en la norteña provincia de Xieng Khouang provocó una riada que inundó campos de cultivo y poblaciones, sin que se informase de víctimas mortales. EFEverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com