AGUA EMBALSES

Los ecologistas celebran la sentencia del Tribunal Supremo sobre Biscarrués

lindano río gállego Vista del río Gállego. EFE/Pablo Otín

Organizaciones ecologistas consideran “un hecho histórico y una gran victoria” la decisión del Tribunal Supremo de ratificar la nulidad del anteproyecto de construcción del embalse de Biscarrués (Huesca) y la declaración de impacto ambiental de la obra, desestimando así los dos recursos interpuesto por Riegos del Alto Aragón a favor de la obra.

Los magistrados ratificaron ayer en su totalidad los argumentos esgrimidos por la Audiencia Nacional en su sentencia de julio de 2017, que emitió dos pronunciamientos que estimaban en parte el recurso de organizaciones ecologistas y vecinales, así como de corporaciones locales, contra esta obra que afectaba al pirenaico río Gállego.

Recurso conjunto

Las cinco principales ong ambientales españolas –Ecologistas en Acción, Amigos de la Tierra, SEO/BirdLife, WWF España y Greenpeace– se unieron para presentar juntas por primera vez un recurso judicial contra este proyecto,

De esta manera se adherían a la protesta que ya mantenían la coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos y los ayuntamientos de Biscarrués, Murillo de Gállego y Santa Eulalia de Gállego, todos ellos afectados por la futura infraestructura hidráulica.

En un comunicado conjunto distribuido hoy, las organizaciones conservacionistas describen este proyecto como “uno de los conflictos ambientales más significativos en el choque de la política de aguas española con las políticas europeas de protección de las aguas y la biodiversidad”.

Afecciones ambientales negativas

La construcción del embalse conllevaba, en su análisis, “afecciones ambientales negativas muy significativas” al destruir un tramo fluvial en buen estado de conservación y, con él, el ecosistema fluvial con su fauna y flora asociadas, “de interés comunitario y en peligro de extinción”.

De hecho, el proyecto afectaba a espacios de la Red Natura 2000 en el río, además de tener “impactos indirectos severos e irreversibles” sobre las ZEPA de Monegros y sus especies de aves amenazadas.

Las consecuencias negativas se preveían “devastadoras” para la economía y el futuro de la comarca afectada de la Galliguera, que apuesta por “un modelo de desarrollo basado en el uso sostenible” de recursos y valores naturales”.

Los ecologistas consideran que la sentencia sienta una importante jurisprudencia sobre la aplicación de la Directiva Marco del Agua en España y creen que ahora puede tener implicaciones sobre otros proyectos hidráulicos ya que obligará a reexaminar todas y cada una de las grandes obras de este tipo proyectadas en los planes hidrológicos españoles, actualmente en revisión. Efeverde.




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com