OLAS CALOR

OMM: olas de calor con temperaturas de unos 45 grados en Norteamérica

Crucero @arturolarena par @efeverde Un crucero en Quebec (Canadá). Archivo @arturolarena para @efeverde

Ginebra, 29 jun (EFE).-  La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha alertado de las olas de calor “excepcionales y peligrosas” que afectan al noroeste de Estados Unidos y el oeste de Canadá, donde las temperaturas han llegado a superar los 45 grados Celsius durante más de cinco días seguidos en lugares que están acostumbrados a un clima frío.  

La OMM advirtió de que con el cambio climático, eventos excepcionales como las olas de calor se están volviendo más comunes y prolongados, lo que supone una amenaza para la salud de las personas, la agricultura y el medio ambiente.

“Se han roto tantos récords que es difícil llevar la cuenta”, afirmó la portavoz de la OMM, Clare Nullis, durante una rueda de prensa en Ginebra.

Calor inusual

La región del noroeste de Estados Unidos y Canadá no está acostumbrada a ese tipo de calor y menos del 40 % de las casas tienen aire acondicionado en la costa, lo que está provocando que muchas personas tengan que ir a librerías o centros comerciales durante unas horas para refrescarse.

El pueblo canadiense de Lytton, en la provincia de Columbia Británica, es el caso más destacado porque rompió su récord de calor el pasado domingo con 46,6 grados, pero tan solo 24 horas después lo superó llegando a los 47,9 grados centígrados el lunes.

 “Estamos batiendo récords que no tiene sentido batir tan pronto en la temporada. Hemos tenido muchos días seguidos así y cada día nos despertamos con temperaturas más altas”, aseguró el meteorólogo canadiense Armel Castellan.

 “Que las temperaturas nocturnas sean más altas que la media durante el día en el mes de junio es un gran problema. Nuestros cuerpos tienen que enfriarse antes de afrontar otro día de altas temperaturas”, agregó el experto.

Además de Estados Unidos y Canadá, otras partes del Hemisferio Norte están sufriendo estas olas de calor tales como el Norte de África, la Península Arábiga, el este de Europa, Irán, el noroeste del subcontinente indio y Rusia occidental.

La OMM achacó estas altas temperaturas a principios del verano al cambio climático, ya que las temperaturas globales son 1,2 grados más altas que los niveles antes de la industrialización, y pronosticó que podrían aumentar a 2 grados más.

“Limitar el calentamiento global a 1,5 grados en vez de los 2 grados esperados podría resultar en 420 millones de personas menos expuestas a olas de calor severas”, aseguró Nullis. EFE

cgcr/abc/ess




Secciones:        
EFEverde, la plataforma global de periodismo ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com