ENTORNO RURAL

Olmeda (Cuenca) planta un retoño del Árbol de Gernika para “no desaparecer”

Olmeda de la Cuesta (Cuenca), 11 mar (EFE).- Un retoño del árbol de Gernika ya aflora en Olmeda de la Cuesta, el pueblo de Cuenca que ofertó solares a precio de saldo para atraer población y que ahora atesora el símbolo del pueblo vasco con el que confían también en "levantarse" y "no desaparecer".

El acto, que se ha celebrado al mediodía en una plomiza jornada de domingo, ha contado con la participación de la presidenta de las Juntas Generales de Bizkaia, Ana Otadui y del vicepresidente primero de la Junta de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro.

Otadui, en declaraciones a los medios, ha destacado que el Árbol de Gernika es el símbolo más “universal del pueblo vasco” porque representa “nuestro deseo de libertad y de construir un futuro mejor”.

Asimismo, ha enfatizado el trabajo que está realizando este pequeño pueblo alcarreño para seguir “vivo”.

Por su parte, el vicepresidente primero de la Junta, José Luis Martínez Guijarro, ha resaltado el “esfuerzo titánico” del municipio para “mantener el pueblo vivo”, al tiempo que ha recordado que la comarca de La Alcarria es una de las más despobladas de la Unión Europea.

Árbol de Guernica

“Es un honor que el árbol de Guernica esté en la tierra de Castilla-La Mancha”, ha señalado Martínez Guijarro, que ha explicado que junto a él se ha plantado una especie autóctona de la región.

Ha apostado por seguir trabajando para que se genere actividad y empleo en una comarca como ésta y ha avanzado que el martes que viene el Gobierno regional aprobará una ayuda para la reforestación por importe de diez millones de euros.

Por último, el alcalde Olmeda de la Cuesta, José Luis Regacho, ha subrayado que el simbolismo del retoño plantado hoy “no lo tiene ningún otro árbol en el mundo”.

Ha confiado, además, en que el paseo etnográfico que se quiere crear con otros árboles singulares de todas las comunidades autónomas del país sirva para atraer población y ha recordado, en este sentido que Gernika se levantó a pesar del bombardeo alemán el 26 de abril de 1937.

Olmeda de la Cuesta ofertó en 2011 solares a precio de saldo para atraer población y entonces, según un informe de BBVA, era el pueblo de España con la población más envejecida de España.

Desde hace siete años el alcalde ha emprendido una batería de acciones para no dejar morir a la localidad, como varias subastas de solares baratos, una zona escultórica y plantaciones de olmos resistentes a la grafiosis. EFE
lmp/eo




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies