PESQUERO CANARIAS

Oleg Naydenov, nueva amenaza para el equilibrio ecológico de Canarias

  • La mayor concentración del vertido se encuentra a 60 kilómetros de la costa de Gran Canaria

Oleg Naydenov, nueva amenaza para el equilibrio ecológico de Canarias Una embarcación de Salvamento Marítimo vigila la zona en la que el pesquero se hundió. EFE/TVE Pool

EFEverde.-  El hundimiento del pesquero ruso Oleg Naydenov el pasado martes a 24 kilómetros al sur de Maspalomas (Gran Canaria) amenaza el equilibrio ecológico de la región y vuelve a plantear los riesgos para el ecosistema marino que tiene el transporte de grandes cantidades de fuel.

Esta emergencia medioambiental se suma a una amplia lista de desastres marinos ocurridos en aguas españolas, aunque la catástrofe ecológica más grave se produjo tras el vertido del Prestige, un petrolero monegasco que derramó 77.033 toneladas de fuel frente a la costa de Finisterre (La Coruña), en noviembre de 2002.

Sin embargo, hay otros accidentes marítimos que en las últimas décadas han provocado vertidos de fuel, como el caso del petrolero griego Andros Patria que derramó 47.000 toneladas de crudo en aguas gallegas el año 1978; o también el encallamiento del buque Mar Egeo en La Coruña, que generó una marea negra de 79.300 toneladas de fuel en una marea negra que invadió las rías de Ferrol y Betanzos.

El último suceso marítimo similar ocurrió en agosto de 2007 cuando el buque New Flame, cargado con 27.000 toneladas de chatarra, colisionó con el petrolero Tom Gertrud en Punta Europa, situada en aguas administradas por el Gobierno de Gibraltar.

El Oleg Naydenov se incendió hacia las 13:30 horas del pasado sábado 11 de abril mientras se encontraba atracado en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria; aunque no hubo daños personales, el fuego generó una gran humareda y un fuerte olor a quemado se propagó por la ciudad.

El domingo, las autoridades decidieron adentrarlo en alta mar hasta una “zona segura” en la que se mantenía a flote -pero escorado unos diez grados a babor- unas 20 millas al sur de Jandía (Fuerteventura).

El pesquero se hundió en la noche del martes a 15 millas (24 kilómetros) de la costa, en una zona del Océano Atlántico donde el lecho marino se encuentra a 2.400 metros de profundidad, según precisaron las fuentes de Salvamento Marítimo.

A partir de ese momento, comenzó la preocupación por un posible vertido de las 1.409 toneladas de fuel que albergaba en su interior.

Según informó la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), alejar el buque del puerto fue una “maniobra desafortunada que elevó el riesgo de derrame”, y por tanto, de provocar daños en el medio ambiente.

Desde el miércoles, el Oleg Naydenov sigue vertiendo fuel desde las profundidades del Atlántico y por ello la ministra de Fomento, Ana Pastor, anunció que se está estudiando el mejor modo para llegar a él y así extraer el combustible que contiene en sus tanques para “minimizar los daños“.

Aunque la ministra no pudo precisar qué longitud tenía el jueves la mancha de fuel, Fomento elevó el asunto al nivel 1 de emergencia medioambiental (de las cuatro posibles que presenta el Plan Marítimo Nacional) y ordenó que se sumara a las tareas de control un segundo buque anticontaminación.

Salvamento Marítimo cuenta desde el jueves con diversos medios para supervisar la situación y actuar sobre el vertido si es preciso, entre los que destacan dos buques –Miguel de Cervantes y Luz de Mar– dotados con sistemas de recogida y barreras contra hidrocarburos.

Aún no se disponen de datos actualizados sobre el fuel vertido por el Oleg Nayvenov -entre 348,1 y 1.028,9 metros cúbicos, según los cálculos realizados el jueves-, que ha provocado una mancha que las corrientes y el viento alejan por ahora de Gran Canaria.

Según declaró ayer el Ministerio de Fomento, la mayor concentración del vertido se encuentra a 60 kilómetros de la costa y el viento sigue desplazando esa mancha en dirección suroeste.

Entre las mareas negras más graves a escala global destaca la sucedida el 24 de marzo de 1989, cuando el buque norteamericano Exxon Valdez chocó contra un arrecife en Alaska y vertió al agua 42.000 toneladas de petróleo, causando una marea negra de 6.000 kilómetros cuadrados y el mayor desastre ecológico en la historia de Estados Unidos. EFEverde

 

Vota por el Día de la Red Natura 2000 para el premio ciudadanía europea

Vota Natura-2000-Day_WEBSEO_ESP_ENG-copia

Más Información:

http://ec.europa.eu/environment/nature/natura2000/awards/application-2015/award-finalists/index_en.htm




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com