OLA CALOR

La primera ola de calor del verano llega a su punto álgido: 44, 45 y 46 grados

ola calor Una persona se refresca en una de las fuentes del centro de la ciudad este sábado. EFE/Salas.

La primera ola de calor del verano ha llegado este sábado a su punto álgido, con máximas y mínimas por encima de lo normal: las altas temperaturas han puesto en alerta roja a 16 provincias, tras una noche en la que se han registrado, al inicio, valores por encima de los 34 grados en Madrid o Sevilla.

Si bien la situación mejora mañana domingo, este sábado está marcado por el calor intenso en buena parte del país, incluido los dos archipiélagos; se han salvado del fuerte calor el área Cantábrica, buena parte de Galicia y zonas del litoral mediterráneo.

La jornada comenzó con un mapa de España teñido casi al completo de rojo y naranja, las dos máximas alertas. Así, en alerta por riesgo extremo de altas temperaturas -la roja- han amanecido 16 provincias, con previsión de llegar incluso a los 46 grados.

La máxima, campiña cordobesa

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el valor más alto se podría registrar en la campiña cordobesa, donde las mediciones marcarían por la tarde esos 46 grados.

Aunque esta es la previsión para este sábado, ayer, a las 17:10 horas se sobrepasaron los 46 grados también en Córdoba, esta vez en Montoro (46,2 grados); por su parte, la estación meteorológica de la zona del aeropuerto cordobés marcó una máxima de 45,9 grados.

Precisamente, esta zona del aeropuerto alberga el récord oficial de temperatura máxima absoluta: 46,9 grados en julio de 2017.

La propia Aemet, al inicio de esta ola de calor, no descartó que se pudiera batir algún récord de temperaturas máximas a mediados de agosto; habrá que esperar a los datos definitivos de los observatorios de la red principal de estaciones meteorológicas.

Además de Córdoba, están en alerta máxima zonas de Huesca, Zaragoza, Albacete, Cuenca, Toledo, Lleida, Badajoz, Valencia, Cádiz, Granada, Huelva, Jaén, Sevilla, Madrid y Murcia.

En estas el calor no es mucho menor; los termómetros están entre los 40 y 44 grados buena parte del día de hoy.

En total, este sábado están en alerta roja o naranja provincias de 15 comunidades autónomas -incluidas zonas de los dos archipiélagos-, de las que ocho están de color rojo en el mapa.
Aunque el riesgo es menor en aquellas comunidades en alerta naranja -el riesgo es importante, no extremo-, el calor previsto también es muy intenso, con temperaturas entre los 37 y los 44 grados.

Por ejemplo, en Vegas del Guadiana, en Badajoz, hay riesgo importante -no extremo- de alcanzar una temperatura máxima de 44 grados, como en la campiña gaditana o en el altiplano de Murcia.

Esta situación se debe a la irrupción continuada estos días sobre la península y Baleares de una masa de aire muy cálido desde el norte de África, junto con la fuerte insolación propia de estas fechas.

La situación mejora mañana

Según el último parte de la Aemet, esta situación comenzará a remitir este domingo, cuando tendrá lugar un enfriamiento, localmente notable, en el tercio norte peninsular, que se extenderá al resto de la península y Baleares en los días posteriores.

El lunes el descenso de las temperaturas continuará en buena parte de la península y Baleares, aunque es probable que todavía se mantengan valores significativamente elevados en Andalucía y el sureste, registrándose el martes un descenso generalizado que dará lugar al final de este episodio de ola de calor.

En cuanto a Canarias, la masa cálida procedente de África sigue extendiéndose hacia el oeste, continuando el episodio de calor en las islas, que se mantendrá hasta el día 17. Hoy se espera llegar a los 39 grados en zonas interiores de Gran Canaria, a los 37 en las islas orientales y 35 en el resto, esperándose que las temperaturas sean significativamente altas incluso en zonas litorales.

Riesgo extremo de incendios

Ante este mapa teñido casi al completo de naranja y rojo hay que extremar las precauciones.

Desde Protección Civil se recomienda limitar la exposición al sol, mantenerse en lugares bien ventilados, ingerir comidas ligeras y regulares, ricas en agua y sales minerales, beber frecuentemente agua y evitar ejercicios físicos en las horas centrales del día.

Las altas temperaturas traen consigo otro problema: favorecen el riesgo de incendios forestales -el mapa de España también está prácticamente entero en rojo por riesgo extremo-, por eso Protección Civil recomienda prestar especial atención a las normas de la cada comunidad autónoma, evitar tirar cigarrillos, basuras y, especialmente, botellas de vidrio que hacen efecto lupa con el sol.

Las negligencias, recuerda este organismo, provocan gran parte de los incendios forestales. EFEVerde




Secciones:        
EFEverde, la plataforma global de periodismo ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com