Los animales con calor buscan comida fresca, baños y siesta

OLA DE CALOR

Los animales con calor, al igual que los humanos, buscan comida fresca, baños y siesta

Los animales con calor, al igual que los humanos, buscan comida fresca, baños y siesta EFe

Madrid  (EFEverde).- Los animales tienen comportamientos muy parecidos a los de los humanos en los días de más calor, comen alimentos frescos, se bañan más -como si fueran a la playa- y sus siestas son más prolongadas, ha explicado el director científico de Loro Parque Fundación, Rafael Zamora Padrón.

Para los días de altas temperaturas en general “el parque cuenta con un plan de enriquecimiento ambiental”, porque los animales igual que las personas buscan sombra y más frescor, señala Zamora Padrón, desde el Loro Parque, la mayor reserva genética de loros del mundo, ubicado en el Puerto canario de la Cruz, en Santa Cruz de Tenerife.

Estas instalaciones en las islas Canarias se benefician de un clima más suave que el mediterráneo peninsular, con influencia de los vientos alisios, lo que ayuda a que los animales del zoológico disfruten de temperaturas “no demasiado extremas”.

Microaspersión y vaporizaciones

El plan de enriquecimiento ambiental cuenta con un sistema se microaspersión en el caso de aves, que produce una vaporización en horas concretas del día, previas a los picos de calor y durante los picos más altos.

La vaporización permite a los animales refrescarse voluntariamente, porque cada recinto tiene esa “opción de ducha”, unida a zonas de “sombreo obligatoria”, que les da la opción de no recibir los rayos de sol ni directamente el agua.

Además, y “muy importante”, todos los recintos están enriquecidos con plantas naturales, “son los colchones vegetales que actúan como tampón ante la temperatura y los animales se pueden refrescar ahí, porque las plantas liberan unas partículas que permiten una condensación del agua alrededor, esto baja mucho el calor y los animales pueden sentirse más cómodos”.

Oscilaciones de temperatura

En relación a los primates que vienen de lugares tropicales y subtropicales donde las temperaturas son mucho más elevadas que aquí, ni siquiera una ola de calor significa demasiado, tienen más problemas con las oscilaciones de temperaturas de la mañana a la noche, según el director científico de Loro Parque.

En los días de calor, los animales buscan sombra y bañarse -incluso a primera hora del día-, porque son muy sensibles y detectan el cambio atmosférico, perciben las presiones y saben que va a llegar.

Agua y comida fresca

Es necesario mantener el agua y la comida fresca, por ello, el Loro Parque realiza un recambio de 8.000 recipientes de comida y bebida diarias.

En los casos de los leones, chimpancés o gorilas reciben bloques de hielo que encierran “sorpresas en el interior”, que pueden ser equivalentes a los helados que comen las personas, según Zamora Padrón.

Más nieve en los pingüinarios

Cuando se superan los 30 grados, además, “tenemos un pingüinario totalmente apartado del exterior y ahí se producen artificialmente más de ocho toneladas diarias de nieves”.

Esa escarcha se pone en las instalaciones de los keas, unos loros originarios de Nueva Zelanda y que viven en la nieve, dentro de la que escondemos almendras, nueces, o en las de los pandas rojos, “cuando vemos que necesitan más frescor”.

Asimismo, en todas las instalaciones hay cascadas de agua que refrescan mucho el ambiente y los animales pueden acceder a ellas cada vez que quieran, como “las cacatúas, gorilas de llanura, chimpancés, tigres o leones, que pueden bañarse como si fueran a la playa”.

Una paz interesante

Y aunque no han detectado cambios en los hábitos de comida gracias a la vegetación natural, cuando la temperatura alcanza el pico más alto -a mediodía-, en el Loro Parque “se nota una paz interesante en general”.

“No notamos que los animales lo pasen mal”, según Zamora Padrón, los loros descansan al igual que el resto de animales, hacen una siesta más prolongada en zonas de sombra y la actividad va en aumento por la tarde noche, como los humanos cuando van a las terrazas y bares”. EFEverde
lul




Secciones: