OLA CALOR

Comienza a remitir una ola de calor que deja valores históricos

EFE/David arquimbau Sintes

Después de que en las dos últimas jornadas se hayan batido récords de temperatura, con una máxima histórica en Montoro (Córdoba) de 47,4 grados, la primera ola de calor del verano ha empezado a remitir este domingo, aunque con valores aún muy altos en buena parte del interior peninsular y en los dos archipiélagos.

La ola de calor, que comenzó el pasado miércoles, 11 de agosto, ha llegado a su punto álgido este fin de semana, con un mapa peninsular y de los dos archipiélagos teñido prácticamente entero de naranja y rojo -sobre todo este sábado- con alertas por temperaturas altas y extremas.

De confirmarse los valores registrados tanto de máximas como de mínimas altas -por ahora son provisionales- esta ola de calor se podría convertir en una de las más intensas vividas en España.

Hay dos datos que destacan de la jornada del sábado: el peor día de la ola de calor, y los dos en Córdoba.

En la zona del aeropuerto cordobés los termómetros llegaron a los 46,9 grados, un registro que iguala la máxima jamás alcanzada en una estación de la red principal de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), explica Rubén del Campo, portavoz de esta agencia, quien detalla que el anterior récord se dio ahí el 13 julio de 2017.

Si además de los datos de las estaciones de la red principal se añaden registros de las estaciones automáticas modernas, aparece una cifra récord, esta vez superando los 47 grados: en la localidad cordobesa de Montoro el sábado se llegó a una temperatura de 47,4, asegura.

Este valor supera en una décima el registro de esa misma estación del 13 julio de 2017; “se trataría, en caso de confirmarse, del registro más alto medido en España de manera confiable, a priori”.
La Aemet, que en su web marca este valor de Montoro en 47,2 grados, hará público los datos definitivos en los próximos días.

Después de un sábado en el que al menos 26 localidades llegaron a los 45 grados o los sobrepasaron, el domingo comenzó con una ligera mejoría respecto a las alertas por altas temperaturas del día anterior, aunque también con una previsión de calor intenso.

El domingo: 11 comunidades en alerta

Los valores altos de los termómetros pusieron en alerta a once comunidades autónomas, cinco de ellas en rojo -la máxima-, con temperaturas en algunos puntos por encima de los 44 grados; los 47 grados se podrían alcanzar este domingo en la campiña cordobesa por la tarde.

Las comunidades que amanecieron en alerta roja por riesgo extremo de altas temperaturas fueron Andalucía, Castilla-La Mancha, Comunidad de Madrid, Región de Murcia y Comunidad Valenciana.

En alerta naranja, por riesgo importante (no extremo) de altas temperaturas aparecieron Aragón, Castilla y León, Cataluña, Extremadura y los archipiélagos canario y balear.

“Tanto el viernes como el sábado se batieron numerosos récords de temperatura máxima absoluta, en algunos casos durante esos dos días consecutivos. También se han batido récords en las mínimas más altas, aunque en menor medida”, resume el portavoz de la Aemet.

Esta situación de máximas en buena parte del país esta semana se ha debido a la irrupción continuada estos días sobre la península y Baleares de una masa de aire muy cálido desde el norte de África. Este domingo la ola de calor comenzará a remitir, cuando tendrá lugar un enfriamiento, localmente notable en el tercio norte peninsular, que se extenderá al resto de la península y Baleares en los días posteriores.

No obstante, Del Campo recuerda que este episodio no ha terminado. Este lunes, la bajada de temperaturas se ampliará a otros puntos pero todavía hará calor, sobre todo en el nordeste, zona centro y mitad sur de la península.

Entre otros, se prevé que se superen los 40 grados en el sur de Castilla-La Mancha y en Andalucía, y en Canarias el ambiente seguirá siendo muy caluroso, con más de 40 grados en puntos de las medianías (el episodio de calor en las islas se mantendrá hasta el día 17).

Peligro de incendios forestales

Esta ola de calor ha pintado también de rojo casi todo el mapa por riesgo extremo de incendios; este sábado se declararon siete. Los peores en Ávila, donde aún continúan activos los de Navalacruz, que ha obligado a evacuar varias poblaciones, y El Raso.

Las autoridades recuerdan que hay que extremar las precauciones para evitar los incendios forestales, donde las negligencias provocan gran parte de los mismos. EFEVerde




Secciones:        
EFEverde, la plataforma global de periodismo ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com