PERIODISMO AMBIENTAL

Octavio Enríquez, ganador del Premio Internacional de Periodismo Rey de España de Medio Ambiente abandona Nicaragua por seguridad

El nicaragüense Octavio Enríquez posa con el premio de Periodismo Ambiental, en el acto de entrega de los XXXI Premios Internacionales de Periodismo Rey de Españ Octavio Enríquez posa con el premio de Periodismo Ambiental. Foto archivo EFE, Emilio Narajano

Managua, 20 ago (EFE).- El  periodista nicaragüense Octavio Enríquez, ganador del Premio Internacional de Periodismo Rey de España en la categoría de Periodismo Ambiental y Desarrollo Sostenible por un reportaje sobre el tráfico de madera en 2014  informó deja el país para resguardar su integridad, en medio de la ola de arrestos contra dirigentes políticos opositores y profesionales críticos con el Gobierno de Nicaragua.

Enríquez, también galardonado con el Premio Ortega y Gasset de 2011, explicó en un escrito publicado en el diario digital Confidencial, donde trabaja, que decidió abandonar Nicaragua tras haber sido citado por segunda vez por el Ministerio Público.

Fue citado dentro de la causa contra la Fundación Violeta Barrios de Chamorro por los supuestos delitos de gestión abusiva, falsedad ideológica, ambos en concurso real con lavado de dinero, bienes y activos.

Relató que el pasado 6 de agosto un grupo de civiles que se identificaron como policías golpearon la puerta de su casa. “Dijeron que buscaban confirmar mi dirección porque entregarían una citatoria para que me presentara esa misma tarde -¡nuevamente!- al Ministerio Público, tan solo unas horas después de enviar una consulta para una investigación periodística a la Presidencia”, añadió.

Enríquez acudió el pasado 3 de junio a la Fiscalía por el caso por el que se investiga a la aspirante presidencial de la oposición Cristiana Chamorro -hija de la exmandataria Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997)-, quien está en arresto domiciliar desde el 2 de junio pasado y no pudo registrar su candidatura, y otros dos trabajadores de esa ONG.

“INTENTAN ACALLAR AL CRÍTICO”

El ganador del Rey de España en la categoría de Periodismo Ambiental y Desarrollo Sostenible con un reportaje sobre el tráfico ilegal de madera en Nicaragua titulado “Mafia del Granadillo”, dijo entonces que su relación con esa ONG fue de servicio profesional en calidad de capacitador de periodistas jóvenes y denunció a su vez que el Gobierno, a través de la Fiscalía, cita a los comunicadores como “un intento de callar a la prensa independiente”.

El periodista, que ha obtenido galardones nacionales de prensa escrita como el premio “María José Bravo” y el premio “Pedro Joaquín Chamorro Cardenal”, señaló en el escrito que “en varios casos, ya desde hace meses, los citados terminan detenidos minutos después de salir de la Fiscalía en un acto abominable de intentar callar al crítico, valiéndose del poder de la fuerza”.

“A nada de eso, quiero sujetarme. En libertad, seguiré informando sobre Nicaragua desde donde me encuentre”, continuó.

“Si quería seguir publicando investigaciones periodísticas sobre el régimen de Daniel Ortega, me esperaba la cárcel”, o bien optaba por “un prudente silencio como lo habían advertido desde el oficialismo”, dijo.

Observó que “en los últimos meses, América Latina ha sido testigo de cómo el riesgo ha aumentado en Nicaragua para el ejercicio del periodismo, pero la escalada represiva iniciada a finales de mayo, precisamente con el segundo allanamiento de las oficinas de Confidencial, en Managua, ha retratado a un régimen donde no se percibe ya cálculo político”.

A su juicio, el Gobierno de Ortega tiene “el afán de imponer terror entre todos los ciudadanos, a través de la amenaza de cárcel y asedios en casas de cualquiera que piense distinto, mientras los que intentan salir de la nación se encuentran con restricciones migratorias en el Aeropuerto. Un país convertido en una gigantesca cárcel”.

“Para esas tareas sucias, los dirigentes del Gobierno tienen al Poder Judicial que será recordado en nuestra historia como protagonista de uno de los capítulos más infames de persecución por motivaciones políticas también contra los medios independientes”, agregó.

Enríquez dijo que continuará informando y documentando lo que ocurre en Nicaragua a través de Confidencial, que dirige el periodista Carlos Fernando Chamorro, que también se exilió.

Por el caso contra la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, la Fiscalía ha llamado a declarar en calidad de testigos a una treintena de periodistas y también al escritor, novelista y exvicepresidente de Nicaragua Sergio Ramírez Mercado. EFE

lfp/gf/dmt




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com