Oceana apela al ICCAT para que no ignore los pesqueros piratas en el Atlántico

PESCA PIRATA

Oceana apela al ICCAT para que no ignore los pesqueros piratas en el Atlántico

Oceana apela al ICCAT para que no ignore los pesqueros piratas en el Atlántico Archivo EFEverde

La organización internacional de defensa marina Oceana ha hecho un llamamiento a las 49 Partes Contratantes de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT, por sus siglas en inglés) para que examinen y emprendan acciones ante graves actividades relacionadas con pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (IUU) que han tenido lugar en el ámbito de este Convenio por buques que están en la lista negra de la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR).

“La pesca pirata es un delito ambiental que perjudica a los pescadores legales. Todas las Organizaciones Regionales de Pesca y los Estados costeros deberían combatirla de manera coordinada y efectiva”, señala Lasse Gustavsson, director ejecutivo de Oceana en Europa.

En la reunión anual de ICCAT, que se celebra esta semana, Oceana ha informado del caso de dos buques IUU, Snake (actualmente llamado Viking) e Itziar II, en la lista negra de la CCAMLR por más de una década de actividades ilegales en aguas de la Antártida, relatan en su escrtio. En 2013, mientras pescaban ilegalmente, intercambiaron su identidad con las de palangreros de pabellón libio registrados en ICCAT, adoptando sus números IMO (el identificador único de los barcos) y e identificadores de radio. Según una notificación púrpura de Interpol, el Snake usó la identidad de dos palangreros atuneros libios diferentes (Alnagm Al Sata y Al Fajr Almunir) para evitar ser detectado.

“La ilegalidad -agrega Gustavsson-no respeta ni fronteras geográficas ni especies. ICCAT debe mirar más allá de las pesquerías de atún y apoyar los esfuerzos para detener la pesca IUU en el Atlántico de una vez por todas”.

ICCAT es el convenio que gestiona los atunes y especies afines en el Atlántico y el Mediterráneo. Oceana está asistiendo en Génova a la reunión anual de ICCAT como observador y solicita a las 49 partes contratantes:

  • Mantener sin cambios la cuota del atún rojo o fijarla dentro de los límites recomendados por los científicos con mayor nivel de precaución.
  • Detener la sobrepesca del pez espada del Mediterráneo.
  • Adoptar medidas para eliminar el finning [cercenamiento de aletas] en el Atlántico y proteger a las especies de tiburones amenazadas.
  • Asegurar el total cumplimiento de las normas en las pesquerías de ICCAT.



Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com