DÍA AGUA

La OCDE y la Fundación Aquae quieren que se trate al agua como un recurso valioso

Imagen de un río. EFE/E.Cobo

La Fundación Aquae y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) han subrayado la necesidad de “cambiar la mentalidad” del gobierno, las empresas y la sociedad civil para que el agua se contemple como “un recurso limitado y valioso que es necesario proteger”.

La Fundación Aquae y la OCDE, que colaboran desde 2017, lo expresan así en un comunicado en el que subrayan la necesidad de hacer frente a “los retos del agua, agravados por la crisis climática”, con ocasión de la celebración del Día Mundial del Agua, el próximo 22 de marzo.

Para ello, y según indica Oriana Romano, jefa del Programa de Agua de la OCDE,  hace falta llevar a cabo “una gestión de la demanda del agua cada vez más eficiente, encontrar soluciones proactivas en lugar de reactivas; y realizar un inventario de los recursos hídricos para facilitar la toma de decisiones».

Para conseguir esos objetivos, la OCDE y la Fundación Aqua proponen un cambio de cultura en la que el agua ya no se considere como un recurso ilimitado sino como un bien insustituible y escaso que debe protegerse mediante la regulación, los instrumentos económicos y las tecnologías.

Los efectos del cambio climático

También reclaman “soluciones proactivas que nos preparen para evitar los riesgos del agua y minimizar los daños en caso de eventos extremos, como las sequías o inundaciones que el cambio climático está generando”.

En tercer lugar, subrayaran la necesidad de contar con “datos hidrológicos, técnicos, sociales, económicos y financieros fiables para hacer proyecciones, monitorear resultados y mejorar las políticas de agua”.

Para,  Mariola Urrea, presidenta del Consejo de Estrategia de Fundación Aquae, es “indicutible” el papel de los gobernantes a la hora de diseñar y ejecutar “políticas efectivas, sostenibles e inclusivas” que prevengan y minimicen los riesgos de escasez, abundancia o contaminación del agua.

Un futuro sin agua

Según estimaciones de la OCDE,  en el año 2050 el  40% de la población mundial vivirá en cuencas hidrográficas con escasez de agua y el número de personas en riesgo de inundaciones aumentará de los 1.200 millones actuales a alrededor de 1.600 millones dentro de 30 años, lo que supone casi el 20% de la población mundial.

Urrea ha recordado que el Acuerdo de París de 2015 estableció el compromiso de limitar  las temperaturas en el planeta a 1,5ºC o mantenerla por debajo de 2°C, con el “gran impacto” que ello representa para la cantidad y calidad del agua, pues hace que aumente nivel del mar por el deshielo de los glaciares y las capas de hielo, pero también provoca sequías más intensas y frecuentes.

Desde 2017, Fundación Aquae y la OCDE trabajan conjuntamente para guiar a los responsables de formular políticas públicas y sensibilizar a los ciudadanos sobre economía circular, innovación y el papel de las mujeres en la toma de decisiones del sector del agua.

Dentro de los acuerdos que unen a ambas entidades se impulsa un programa de becas dirigido a jóvenes españoles  y la Fundación Aquae es miembro de la Iniciativa de Gobernanza de Agua (WGI) de la OCDE, una red internacional de expertos en agua formada por más de 120 miembros de 30 países que ayudan a los diferentes niveles de gobierno. EFEverde

 

 

 




Secciones:                        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com