CAMBIO CLIMÁTICO

Dudas sobre el método de evaluación de los objetivos climáticos de la PAC “post 2020”

Dudas sobre el método de evaluación de los objetivos climáticos de la PAC Imagen de archivo del aspecto del embalse de Cecebre, en Cambre. EFE/Cabalar

La complementariedad de la Política Agrícola Común (PAC) "post 2020" de la Unión Europea (UE) y los objetivos de lucha contra el cambio climático del bloque comunitario plantea dudas, ya que esas metas están definidas de manera ambigua y poco clara en cuestión de detalles objetivamente mensurables, lamentaron fuentes del Tribunal de Cuentas de la UE (TCE) en declaraciones recientes al portal europeo EURACTIV, socio de EFE.

El pasado 7 de noviembre (2018), el TCU publicó su opinión sobre la propuesta de la Comisión Europea para la nueva PAC, y expresó sus críticas por su, a su juicio, falta de ambición en relación con los objetivos de lucha contra el cambio climático, según ha informado EURACTIV.

“Los auditores (del TCE) admiten que la reforma (de la PAC) propuesta incluye herramientas para cumplir con esos objetivos (de lucha contra el cambio climático), pero o no están claramente definidos o no se han plasmado en metas cuantificables. Por ello, sigue siendo poco claro cómo se podría evaluar o medir una PAC más ‘verde’“, asegura el TCE.

João Figueiredo, el miembro del TCE responsable de la opinión de la alta institución comunitaria europea sobre cuestiones de la PAC, aseguró que la PAC podría no ser lo suficientemente complementaria con las políticas de combate y mitigación de los efectos nocivos del cambio climático que se plantea la UE.

“Nuestra opinión destaca el riesgo de que la PAC revisada, tal como se propone actualmente, no contribuya suficientemente a esas políticas (de lucha contra el cambio climático)”, aseguró Figueiredo a EURACTIV.com

El TCUE ha lanzado desde marzo pasado varias advertencias a la Comisión Europea, al publicar su opinión en este asunto, en el sentido de que el futuro gasto agrícola de la UE debería basarse en objetivos de rendimiento ambiciosos y relevantes.

“También es necesario gastar los fondos allí donde puedan lograr un valor añadido significativo”, asegura el TCUE.

Bruselas no puede diseñar todos los detalles

Por otro lado, la Comisión Europea asegura que no puede estar pendiente de diseñar, desde Bruselas, todos y cada uno de los detalles necesarios para satisfacer las necesidades del sector agrícola en toda la UE.

En una reciente conferencia de expertos organizada en Bruselas, Tasos Haniotis, funcionario de la Dirección General de Agricultura de Bruselas, defendió las propuestas del ejecutivo comunitario sobre la nueva PAC “post 2020”, al asegurar que el objetivo primordial ahora es un cambio de mentalidad.

“El objetivo es desarrollar un marco regulatorio que intente resolver la tensión entre la simplificación y la subsidiariedad. No podemos diseñar desde Bruselas todos y cada uno de los detalles de lo que los agricultores tienen que hacer sobre el terreno”, subrayó.

Las nuevas propuestas de Bruselas para la PAC conceden más flexibilidad a los Estados miembros en relación con la aplicación de esa política comunitaria, e impulsan un enfoque más “a la medida” de cada socio, ajustado a cada país del bloque, en función de sus necesidades.

Los socios de la UE tienen de plazo hasta finales de este mes (diciembre de 2018) para presentar sus estrategias nacionales de la PAC.

Diversos sectores clave en el proceso han expresado sus reticencias acerca del nuevo modelo de PAC propuesto por la Comisión Europea, y han asegurado que existe, a su juicio, un riesgo de “re-nacionalización” de esta política. Por otro lado, el ejecutivo de Bruselas asegura que es la única alternativa, teniendo en cuenta las necesidades tan heterogéneas de los socios en materia agrícola.

Por Sarantis Michalopoulos (EA.com)/Versión española: F.Heller




Secciones: