CRISIS CLIMÁTICA EEUU

Nueva York retira su inversión en pensiones de firmas de combustibles fósiles

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, en una fotografía de archivo. EFE/Justin Lane

Nueva York, la mayor ciudad de Estados Unidos, anunció hoy que retira la inversión de sus fondos de pensiones en activos por valor de 3.000 millones de dólares (unos 2.650 millones de euros al cambio actual) procedentes de compañías relacionadas con combustibles fósiles.

Esta acción, considerada “una de las más importantes del mundo”, pretende hacer frente a los riesgos financieros y medioambientales que estas reservas de combustibles fósiles representan para los fondos y para el planeta, de acuerdo con un comunicado conjunto del alcalde de Nueva York, Bill de Blasio; el contralor Scott Stringer y fideicomisarios de sistemas de jubilación de los empleados y del Departamento de Educación.

En enero de 2018 Nueva York se convirtió en la primera gran ciudad importante del país en comprometerse a retirar la inversión de los principales fondos públicos de pensiones si procedían de compañías de reservas de combustibles fósiles.

El Sistema de Jubilación de Empleados de la ciudad y el Sistema de Jubilación de la Junta de Educación han completado su proceso de desinversión de aproximadamente 1.800 millones y 100 millones de dólares en valores, respectivamente (1.590-88 millones de euros), destaca la nota.

El Sistema de Jubilación de Maestros está en marcha, con más de 1.000 millones de dólares (882,5 millones de euros) y se espera que se complete para el primer trimestre del 2022.

En octubre pasado, De Blasio, Stringer y los fideicomisarios anunciaron que los fondos adoptaron un compromiso para lograr cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en sus carteras de inversión para 2040.

“Nueva York está luchando por un futuro más verde liderando la transición lejos de los combustibles del pasado. El logro de hoy muestra a la nación y al mundo que una acción audaz no solo es necesaria para proteger a las generaciones futuras, también es una política fiscal inteligente”, aseguró el alcalde.

La meta y el plan para lograr emisiones netas cero en 2040 aborda los riesgos financieros, ambientales y sociales que el cambio climático representa para los fondos y el planeta y alineará aún más las inversiones con la transición acelerada hacia una economía baja en carbono.

Nueva York figura entre las primeras ciudades del país en comprometerse con un objetivo de cero emisiones netas en sus fondos públicos de pensiones y la primera en establecer la ambición de alcanzar cero emisiones netas para 2040, recordó el Ayuntamiento. EFEverde

 




Secciones:                    
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com