Entrevista ambiental

Nueva directora de Greenpeace: la política energética del Gobierno es “indefinida” y “obstaculiza a las renovables”

Nueva directora de Greenpeace: la política energética del Gobierno es efe

Madrid, 1 dic (EFEverde).- La periodista Miren Gutiérrez, donostiarra de 44 años, comienza a escribir hoy una nueva etapa en la historia de Greenpeace, la organización "de referencia" en la defensa ambiental en España, subrayando su principal reto: poner freno a "los bandazos y la indefinición" de la política energética del Gobierno.

En su primera entrevista como directora ejecutiva de Greenpeace España, concedida a EFEverde, Gutiérrez se ha demostrado como una convincente comunicadora a quien avalan veinte años ejerciendo, con coraje y valentía, el periodismo de investigación y denuncia, sin que ni las amenazas ni los acosos de políticos y empresarios lograran achantarla.

Y es que la periodista confiesa que “las desigualdades y la injusticia” han sido desde joven su máxima preocupación, y que el contacto directo con esas realidades en los cinco continentes es lo que “le ha hecho ir dando pasos de compromiso cada vez más activos”.

Con su elección como directora de Greenpeace España, entre más de 200 candidatos, deja definitivamente la información para pasarse a la acción, y promete que sus principales frentes de batalla serán el cambio climático y la energía; la biodiversidad y la contaminación.

Pregunta.- ¿Qué fue lo primero que se le pasó por la mente cuando la llamaron para comunicarle que iba a dirigir Greenpeace?
Respuesta.- Primero se me puso una sonrisa de oreja a oreja, me hizo muchísima ilusión, y luego me dije “oh dios mío” (risas).
P.- ¿Por qué cree que la han escogido a usted entre casi 200 candidatos?
R.- Por la combinación de experiencias que tengo, gestionando grandes grupos de personas muy motivadas y comprometidas, o trabajando con periodistas de investigación. Buscaban a alguien independiente y comprometido que creyera en lo que hace y yo lo soy.

“Soy un animal de equipo que saca lo mejor de la gente”

P.- ¿Qué va a aportar a una organización como Greenpeace?
R.- Veinte años de experiencia en todo el mundo en los que me las he visto en todo tipo de situaciones de peligro donde he sido capaz de tomar decisiones rápidas y certeras. También capacidad de análisis y de gestión de personas, porque soy un animal de equipo que saca lo mejor de la gente.
P.- Su antecesor Juan López de Uralde fue un director muy mediático, ¿Le conoce? ¿Va a seguir esa línea? 
R.- No le conozco ni he hablado con él, pero creo que no hay duda de que ha hecho un trabajo excelente y nos ha dejado una organización en perfecto estado, muy fuerte. Creo que la atención mediática es un instrumento muy válido para llamar la atención y que ser mediático en una organización ecologista no es malo porque queremos influir a todo nivel. Pero cada uno tiene su forma de trabajar y yo seré una directora diferente.
P.- ¿La vamos a ver como activista trepando por la cúpula de una central nuclear o piensa centrarse más en la negociación y en el trabajo interno?
R.- Hay que hacer las dos cosas. Estaré en acciones porque desde el momento en que me convierto en directora me convierto también en la primera activista que tiene Greenpeace en España. La acción directa es el signo diferenciador de Greenpeace, la herramienta que usamos para llamar la atención y por supuesto que voy a estar ahí.
P.- ¿Qué le parece la línea de colaboración que siguen las cinco grandes organizaciones ecologistas en España?
R.- Muy positiva, todavía debemos colaborar aún más, porque juntas empujamos más que cada una por un lado. Muchos de nuestros objetivos son comunes, así que todavía podemos hacer más.
P.- ¿En qué cree que deben mejorar?
R.- En trabajar mejor juntas por unos objetivos comunes y en comunicar mejor con el ciudadano. Tenemos que trasmitir mejor la información científica y técnica, que a veces se simplifica demasiado o se complica a propósito para dejar al ciudadano fuera de las decisiones importantes. La obligación de las organizaciones es que el conocimiento de lo que está pasando con el medio ambiente se transmita al ciudadano de forma adecuada para pueda actuar inteligentemente. También tenemos que mejorar en no dar todas las batallas porque es poco eficaz. Hay que priorizar más.

P.- ¿Cree que las organizaciones ecologistas deben colaborar con las empresas?
R.- Tender puentes con empresas que han dado señales de que quieren ser sostenibles y quieren mejorar las cosas, sí. Pero en Greenpeace no aceptamos dinero de empresas y salvaguardamos nuestra independencia política y económica.
P.- Usted ha trabajado bastantes años en Latinoamérica, ¿Qué pueden hacer las organizaciones ecologistas españolas para apoyar el movimiento ecologista allí?
R.- Colaborar más, trabajar más en esos países, intercambiar más conocimientos y denunciar más lo que está pasando.

“Las mujeres mandamos mejor”

P.- Con su llegada a Greenpeace ya son tres, de cinco, las grandes organizaciones ecologistas de España lideradas por una mujer (SEO/BirdLife y Amigos de la Tierra son las otras).
R.- Si, ¡por fin! Una sociedad dirigida sólo por hombres es una sociedad plana que se niega a sí misma un recurso increíble que son las mujeres. Como a las mujeres no nos han enseñado a dar golpes sobre la mesa o a ser autoritarias; lideramos más desde el diálogo y el consenso, y esos son valores positivos. Las mujeres mandamos mejor.
P.- ¿Qué es lo primero que va a hacer como directora?
R.- Hablar y escuchar a todo el mundo desde el equipo de dirección hasta los voluntarios.
P.- ¿Qué cambios le gustaría hacer en la organización? ¿Qué área de trabajo quiere potenciar?
R.- No quiero cambiar sino reforzar. Mi prioridad será potenciar la campaña de cambio climático. Aunque las otras, bosques, costas o transgénicos, también son muy importantes, hay una urgencia grandísima con el cambio climático.
P.- ¿Qué es lo que más ilusión le haría conseguir como directora?
R.- Que Greenpeace contribuya de forma definitiva a que España lidere el recorte de emisiones de CO2 en la Unión Europea.
P.- ¿Qué le parece el perfil ambiental del Gobierno de España?
R.- El Gobierno lleva varios años en la sombra con la ex ministra Elena Espinosa. Tenemos muchas esperanzas con la nueva titular, Rosa Aguilar, y deseamos que de verdad la parte ambiental tenga un peso importante en el ministerio en lugar de estar supeditada al resto de políticas.

“Un nuevo modelo energético situaría a España en la vanguardia”

P.- Si usted fuera Ministra de Medio Ambiente, ¿Qué serían las tres primeras cosas que haría?
R.- Dividir otra vez en dos el ministerio, no creo que sea compatible meter la agricultura, la pesca y el medio ambiente en el mismo saco porque en un momento determinado hay que decantarse por la protección o por la explotación. Otra sería tomar la bandera y liderar el recorte de emisiones de al menos un 30 por ciento para 2020. Y la tercera, un plan a largo plazo para cambiar el modelo energético. Es algo posible desde el punto de vista técnico y energético; pondría a España en la vanguardia del medio ambiente y serviría para estimular de economía.
P.- ¿Qué le parece la política energética del Gobierno?
R.- Que se caracteriza por la indefinición, los bandazos y la obstaculización a las renovables. No la veo coherente. Demandamos un cambio radical en la política energética, pero hace falta voluntad política. Nosotros pedimos al ministro de Industria, Miguel Sebastián, que deje de obstaculizar el avance de las renovables, y a la de Medio Ambiente Rosa Aguilar, que defienda la paralización del cementerio nuclear por falta de transparencia y consenso.
P.- ¿Qué espera de la Cumbre del Clima (COP16) que ha comenzado esta semana en Cancún?
R.- Siendo optimista, espero que la Unión Europea dé ejemplo a las demás naciones y se comprometa a un recorte unilateral de las emisiones, independientemente de lo que hagan los demás. Así demostraría que se lo toman en serio. A la ministra Rosa Aguilar le pido que lidere un compromiso unilateral para recortar el 30 por ciento de las emisiones en 2020.
P.- ¿De cuál de los trabajos que ha hecho hasta ahora como periodista se siente más orgullosa?
R.- Del periodismo de investigación de tajo. De denunciar las actividades ilegales del entonces presidente de Panamá, Ernesto Pérez-Balladares, y estar al día siguiente con el corazón en un puño porque me ha demandado. Estoy orgullosa de haber sobrevivido a las amenazas y haber plantado cara.
P.- ¿Cómo de ecológica es usted en su vida cotidiana?
R.- Totalmente. De hecho estoy temblando de instalarme en Madrid porque vengo de vivir en San Sebastián y veo que aquí no se recicla tanto como allí, ni puedo venir al trabajo en bicicleta porque no hay carril bici. También me informo de que es lo que estoy apoyando y avalando con mi dinero cuando compro cosas, para no apoyar a empresas que abusan de la gente o no cumplen.
P.- ¿A qué dedica su tiempo libre?
R.- A ir al monte, a esquiar fuera de pista en nieve virgen, a ir al cine, escuchar música clásica y leer.
P.- ¿Qué está leyendo ahora?
R.- “Confessions of an Eco-Sinner” (Confesiones de un eco-pecador) de Fred Pearce. Es un periodista de investigación ambiental al que conozco y que recomiendo.
P.- ¿Cómo le gustaría verse en diez años?
R.- Diciendo a la gente que estamos en vista de solucionar el problema del cambio climático.




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies