EGIPTO/ETIOPÍA NILO

El Nilo y el conflicto por la construcción de una prensa en Etiopía

  • Etiopía comenzó la construcción de la presa GERD en 2011 dentro de su programa hidroeléctrico y Egipto se opone porque perjudica su abastecimiento de agua

El Nilo y el conflicto por la construcción de una prensa en Etiopía Una faluca navega por el Nilo en Asuán (Egipto). EFE/Mike Nelson

EFEverde.- El presidente de Egipto, Abdelfatah al Sisi, reclamó hoy a Etiopía que haga mayores esfuerzos para avanzar en el diálogo que debe resolver el conflicto de la Presa del Gran Renacimiento Etíope (GERD, según sus siglas en inglés), que ha sido fuente de polémica desde que comenzó a construirse en 2011.

En un discurso pronunciado ante 600 diputados y senadores etíopes en Adis Abeba, Al Sisi dijo que ambos países deben “avanzar hacia nuevas cotas de cooperación”, pues el conflicto amenaza con dañar seriamente las relaciones entre los dos gobiernos.

El presidente egipcio llegó a Etiopía el lunes después de hacer una escala en Sudán, donde se reunió con sus homólogos sudanés, Omar al Bashir, y etíope, Haile Mariam Dessalegne, para firmar una declaración de principios sobre la presa que debe rebajar la tensión y permitir un mayor diálogo.

Al Bashir señaló que su Gobierno ha establecido como prioridad el refuerzo de los lazos con El Cairo y Adis Abeba y calificó la firma como un paso histórico para fortalecer la confianza entre los tres países.

“La colaboración es el único camino para los Estados de la cuenca del Nilo, por lo que todos deben trabajar para asentar las bases que propicien esta cooperación”, concluyó.

La visita de Al Sisi es el primera de alto nivel que Egipto realiza a Etiopía casi dos décadas después de que el entonces presidente egipcio, Hosni Mubarak, escapara a un intento de asesinato cuando el convoy en el que viajaba fue tiroteado.

La presa GERD

La construcción de la presa GERD, cuyo coste se estima en casi 5.000 millones de dólares (unos 3.700 millones de euros), comenzó en 2011 en el Nilo Azul, como parte del programa hidroeléctrico etíope, y su conclusión se espera para 2016.

Etiopía confía en que la presa, cuya producción se estima en 6.000 megavatios, forme parte de una red de exportación de electricidad barata a los países de la región, incluido Egipto, y asegura que el flujo fluvial no se verá afectado.

Sin embargo, El Cairo se ha opuesto tradicionalmente a su construcción porque considera que perjudica su abastecimiento de agua, que ya es insuficiente.EFEverde

 

 

 




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies