TIEMPO NIEBLA

La niebla de Santander, un fenómeno poco frecuente, pero no extraño

  • Esta niebla pocede del mar y se forma por la condensación de agua, cuando el aire cálido y húmedo pasa sobre un mar frío

La niebla de Santander, un fenómeno poco frecuente, pero no extraño Varias personas en el paseo de la playa del Sardinero, en Santander. EFE/Pedro Puente

Efeverde.- La niebla que desde el sábado ha envuelto Santander y sus alrededores constituye un fenómeno poco frecuente y muy difícil de predecir, pero no extraño, ocasionado por una bajada considerable de las temperaturas del agua en el Mar Cantábrico.

El municipio de Santander y sus alrededores se han visto este fin de semana cubiertos por una densa niebla procedente del mar que ha reducido la visibilidad a nivel del suelo, en las calles y carreteras, y ha paralizado la actividad del Aeropuerto Severiano Ballesteros, donde ningún avión ha podido aterrizar.

niebla

Vista de la torre de control del aeropuerto Seve Ballesteros en Santander. EFE/Pedro Puente Hoyos

Niebla en Santander

El delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Cantabria, José Luis Arteche, ha explicado a EFE que este fenómeno, que este mediodía ha empezado a remitir por el calor y no se repetirá mañana, es poco frecuente, porque solo se produce cada dos o tres años, pero no extraño.

Estas nieblas -un fenómeno meteorológico que reduce la visibilidad por debajo de los mil metros-, proceden del mar y se forman por la condensación de agua, cuando el aire cálido y húmedo pasa sobre un mar frío.

Y esto es lo que ha ocurrido en el Cantábrico, donde desde el día 25, las temperaturas se han reducido en 3 grados, una bajada considerable que ha dado lugar a unas “nubes extraordinarias” que han cubierto todo el mar, desde Galicia hasta el País Vasco e, incluso, Las Landas, y han entrado tierra adentro.

Costa de California

Arteche ha explicado que las nieblas marinas, propias de la primavera y del otoño, son frecuentes en la costa de California, pero no en el Cantábrico, donde solo se producen cada dos o tres años y pueden durar dos o tres días.

La previsión es que las nieblas remitan hoy con el calor y que mañana no se vuelvan a producir y, si lo hacen, sea de manera más suave.

No obstante, el delegado territorial de la Aemet ha subrayado que la niebla es un fenómeno meteorológico de difícil predicción. Efeverde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies