BIODIVERSIDAD AVES

Nicho ecológico y tácticas de supervivencia para paliar pérdida biodiversidad

  • El crecimiento de la ciudad provoca “cambios importantes” en la estructura de los hábitats

Nicho ecológico y tácticas de supervivencia para paliar pérdida biodiversidad Ejemplar de Chorlitejo chico

Las aves con un nicho ecológico amplio y aquéllas que tienen tácticas y una estrategia vital centradas en la supervivencia tienen más posibilidades de adaptarse y subsistir en un mundo cada vez más urbanizado, donde el crecimiento de las ciudades pone en riesgo la biodiversidad de estos animales.

Éstos son los principales resultados de un estudio del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF) y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas () centrado en documentar hasta qué punto altera la urbanización a la biodiversidad y por qué decrece el número de especies en las zonas alteradas.

“Una consecuencia inmediata de urbanizar es que la biodiversidad decrece…; cuando es muy intensa, por ejemplo en el centro de las ciudades, hay muchas menos especies que en las áreas naturales de alrededor”, ha certificado a Efeverde Daniel Sol, investigador del CSIC en el CREAF.

Sol añade que hay dos hipótesis para explicar esa disminución del número de especies en zonas urbanizadas.

En primer lugar, “puede deberse al azar…; es decir, que por accidente las especies se pierden… Parte de esa pérdida se debe a que hay especies que desaparecen por accidente durante el proceso de la urbanización”.

Sin embargo, la explicación más “certera” es, en su opinión, que “algunas especies toleran mejor los cambios que otras”.

El crecimiento de la ciudad provoca “cambios importantes” en la estructura de los hábitats, la ambientación natural es reemplazada por edificios y calles y “hay mucho ruido, hay contaminación y hay mucha actividad humana y de mascotas…, por todo lo cual no es extraño que muchas especies no puedan adaptarse” a los cambios.

Aún así, Sol apunta que hay especies con unas características determinadas que sí son capaces de responder a los cambios.

Las características que mejor definen la tolerancia a la urbanización “son dos: tener un nicho ecológico amplio, lo que incluye la capacidad de comer una gran cantidad de alimentos, y poseer una adecuada estrategia vital, o la forma en la que los organismos distribuyen el tiempo y energía entre producción y supervivencia”.

Explica este especialista que hay especies que “invierten mucho tiempo y energía en reproducirse y eso les permite crecer rápidamente” mientras que otras “invierten más en supervivencia, por lo que viven más tiempo aunque se reproduzcan más lentamente”.

“Las especies que dan prioridad a la supervivencia tienen más ventajas para sobrevivir en las ciudades por distintas razones”, ha argumentado, “la primera de las cuales es que tienen más capacidad de aprender…, normalmente son especies con capacidades cognitivas más elevadas, el cerebro es más grande y también tienen más tiempo para aprovechar lo adquirido”.

Las previsiones pronostican que la tasa de urbanización aumentará durante los próximos años y por eso, a juicio de Sol, es “importante” saber cómo se urbaniza.

En el estudio elaborado por CREAF y CSIC, se han distinguido dos tipos de hábitats, los suburbanos y los urbanos, teniendo en cuenta que los primeros no alteran tanto el hábitat natural y, así, “en Australia los suburbios están dentro de bosques y hay una cantidad de especies que no existen en la ciudad”.

Dependiendo además del tipo de urbanización las consecuencias pueden ser muy distintas pero “si seguimos así, el impacto sobre la biodiversidad será muy amplio”, ya que “sólo unas pocas especies son capaces de vivir en las ciudades”.

Sol lamenta que la tendencia actual apunte hacia el desarrollo de ecosistemas parecidos formados por “las pocas especies que son capaces de sobrevivir en ambientes urbanizados”.

Ésa es la razón de que, “si viajamos a distintas ciudades, veremos en todas ellas especies muy parecidas”, un fenómeno conocido como homogeneización biótica, que representa “un gran problema porque reduce la particularidad de los ecosistemas”. EFE

 




Secciones:        

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies