NICARAGUA ENERGÍA

Nicaragua espera generar más energía limpia con nueva central hidroeléctrica

Nicaragua espera generar más energía limpia con nueva central hidroeléctrica

Nicaragua espera generar más energía renovable, que es más limpia y más barata, con la construcción de una central hidroeléctrica en la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS), informó hoy una fuente oficial.

El proyecto hidroeléctrico Tumarín, que tendrá una inversión de 1.100 millones de dólares y con el que se busca generar 253 megavatios de energía, la mitad de lo que consume Nicaragua, permitirá “al país transformar la matriz energética”, dijo a medios oficiales la primera dama y portavoz del Gobierno sandinista, Rosario Murillo.

Actualmente, la mayor parte de la energía que consume Nicaragua es de fuentes térmicas, generada con derivados del petróleo, y con ese proyecto hidroeléctrico la energía renovable, más limpia y más barata, supondrá la mitad de lo que demanda el país.

La hidroeléctrica Tumarín está previsto que sea construida en el municipio de La Cruz de Río Grande, en el Caribe Sur, por la empresa Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua (CHN), creada por la estatal brasileña Eletrobras y el conglomerado Queiroz Galvão.

El Gobierno nicaragüense y la CHN firmaron el viernes pasado un acuerdo para el desarrollo del millonario proyecto hidroeléctrico en los próximos cuatro años.

El proyecto hidroeléctrico

“Un proyecto que iniciará en 2014 y finalizará, esperamos, Dios mediante, en 2018”, anotó Murillo, quien calificó esa obra como un “proyecto trascendental para el desarrollo económico y la reducción de la pobreza”.

Destacó que esa central hidroeléctrica generará unos 5.000 empleos directos “en su momento cumbre”, llevará desarrollo a las Regiones Autónomas del Atlántico y garantizará energía eléctrica a más nicaragüenses.

El Ejecutivo sandinista había dado la semana pasada un plazo de cinco días a las firmas brasileñas para llegar a un acuerdo para la construcción del proyecto hidroeléctrico.

El Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), principal entidad de fomento del Gobierno de Brasil, concedió a Nicaragua un préstamo por 342 millones de dólares para la construcción de Tumarín.

También financia la obra el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) con 252 millones de dólares y se gestiona la participación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial.

No obstante, Eletrobras y su socio en el proyecto, la empresa privada brasileña Queiroz Galvão, están dispuestos a invertir hasta el 47 % del coste de la obra, con lo que quedaría financiada totalmente.

Ese proyecto hidroeléctrico ahorrará 633 millones de dólares en las cuentas de los consumidores en los primeros 11 años de operación y 80 millones de dólares en importaciones de petróleo, de acuerdo con la compañía.

Nicaragua proyecta generar el 90 % de la energía con fuentes renovables en 2017 para no depender más de la energía térmica que se produce con derivados del petróleo.

El informe Climascopio 2013 clasificó a Nicaragua en la tercera posición de los países más atractivos para inversiones en energías limpias en América Latina, solamente superada por Brasil y Chile. EFEverde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies