AUSTRIA NEVADAS

Gran parte de Austria está paralizada por las intensas nevadas y los aludes

Gran parte de Austria está paralizada por las intensas nevadas y los aludes Soldados austriacos quitan la nieve de un hotel tras sufrir una avalancha. EFE/ Christian Bruna

Gran parte de Austria, sobre todo sus regiones alpinas, está paralizada tras quince días de intensas nevadas, con numerosos aludes que han causado la muerte de al menos once personas, localidades aisladas, cortes de electricidad, bloqueos de carreteras y cancelaciones de trenes.

Fuertes nevadas

Un profesor de esquí checo de 24 años perdió hoy la vida tras ser arrastrado y sepultado por una avalancha en la montaña de Ankogel, en el estado federado de Carintia (sur del país), según comunicó la policía local.

Solo en lo que va de 2019 se contabilizan once muertos debido a fuertes nevadas, en su mayoría esquiadores que se salieron de las pistas preparadas para la práctica de ese deporte, pese a las recomendaciones de no hacerlo por el alto riesgo de avalanchas.

Unos 1.500 soldados han sido desplegados este martes en seis estados federados para apoyar las labores de más de una docena de equipos especializados que trabajan a contrarreloj para retirar las masas de nieve, aprovechando la mejora de las condiciones meteorológicas.

En un comunicado, el Ejército añade que participa, además, con setenta vehículos especiales y dieciséis helicópteros.

Aludes

Por otra parte, ninguna de las sesenta personas, entre huéspedes y personal, de un hotel y unos apartamentos para turistas de la localidad de Ramsau am Dachstein, en el estado de Estiria, se vio afectada por una avalancha que irrumpió en varias dependencias del alojamiento, rompiendo ventanas y causando importantes daños materiales.

nevadas

Daños causados en el interior de un hotel tras ser alcanzado por una avalancha de nieve esta mañana en la localidad de Ramsau am Dachstein, en Austria. EFE/ Christian Bruna

La masa de nieve, que arrastró un autobús y sepultó varios vehículos, se desprendió hacia la 01.00 hora local (00.00 GMT) de hoy a 2.400 metros de altura, cayó unos 1.400 metros y llegó hasta una zona donde los expertos no habían previsto que fuera posible que ocurriera.

La localidad, a unos 1.135 metros de altura, estaba ya aislada, no solo por el bloqueo de la nieve, sino también porque las autoridades cerraron las carreteras de acceso debido al elevado riesgo de aludes.

También está cerrado para peatones y automóviles el centro de Ramsau am Dachstein, municipio que con 2.812 habitantes es el mayor para turistas de Estiria, al contar con 6.500 camas.

De acuerdo con el Instituto Central de Meteorología y Geodinamica (ZAMG), en varios puntos de Austria se registraron cantidades récord de “nieve nueva” y en otros lugares la gran densidad de las precipitaciones no se veía desde hacía al menos una década.

Los meteorólogos pronostican una mejora paulatina en los próximos días, con nevadas más moderadas, pese a lo cual se mantiene alto el riesgo de avalanchas, entre otros debido a fuertes ráfagas de viento que también obstaculizan o incluso impiden el vuelo de helicópteros.

El peligro es especialmente elevado en las zonas donde se espera una fuerte subida de la temperatura, de hasta 18 grados.

Cortes de electricidad

Hasta anoche, 41.000 personas estaban aisladas en el estado de Salzburgo, así como numerosas localidades y aldeas de las altas montañas del Tirol (oeste del país), donde una sexta parte de los habitantes se ha visto afectado por cortes de electricidad.

En Lech, en el estado de Vorarlberg, fronterizo con Suiza, los equipos de rescate han reanudado la búsqueda de un esquiador alemán arrastrado por un alud el sábado, aunque con pocas esperanzas de hallarlo con vida.

La situación también es crítica en parte del estado oriental de Baja Austria, donde el Ejército esperaba poder suministrar hoy, mediante helicóptero, productos a unas 180 personas atrapadas en las montañas. EFEverde




Secciones:                
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com