MEDIO AMBIENTE

El naturalista Luis Miguel Domínguez anima a colarse en las instituciones y abandonar las trincheras

  • Entiende que el medio ambiente debe estar “en la médula espinal” del próximo Gobierno.

El naturalista Luis Miguel Domínguez anima a colarse en las instituciones y abandonar las trincheras Luis Miguel Domínguez, durante la entrevista que ha concedido a la Agencia EFE.

EFEverde.- El naturalista Luis Miguel Domínguez afirma que el medio ambiente debe ser prioritario para el próximo Gobierno español pese a que en las campañas electorales se ha dejado "de lado", y advierte de que es necesario "colarse en las instituciones" y no permanecer "en la trinchera".

Luis Miguel Domínguez, que también es cineasta y documentalista, realiza estas consideraciones en una entrevista a EFE con motivo de su participación en el III Festival de Jazz y Fotografía de la Naturaleza #NaturaJazz 2016, que programó la tertulia «La naturaleza como fuente de inspiración de imágenes».

Domínguez entiende que el medio ambiente debe estar “en la médula espinal” del próximo Gobierno porque si España quiere entrar por la puerta de la modernidad hacia el futuro “tiene que asociarse con la defensa de su patrimonio natural”.

Sin embargo, este asunto “fundamental” no se mencionó en la campaña electoral de diciembre, pese a que coincidía con la cumbre de París sobre el cambio climático, “ni se tocó en el debate televisivo de los candidatos ni se ve ahora”.

“Estamos en un tiempo de cambio y creo y espero que por fin esta cuestión sea considerada prioritaria pero, como estamos en el tiempo de lo urgente y no de lo importante, el asunto del medio ambiente ha sido dejado un poco de lado por los partidos políticos”, lamenta.

No obstante, considera que ha habido “algún logro” pues Podemos incluyó en su programa electoral la protección del lobo y, respecto al aumento de votos del partido animalista PACMA, señala Luis Miguel Domínguez que no le acaba de gustar que esta formación no se haya integrado en el núcleo de un nuevo cambio, en un frente de izquierdas, porque “si no estás en el Parlamento no sé qué cosas se pueden cambiar”.

Defiende el naturalista que “hay que colarse en las instituciones” porque “no vale estar en la trinchera de los bienpensantes para observar a los grupos políticos”.

“Necesitamos renovar las fichas y los retratos robot que encabezan los organismos y grupos de gobierno”, asevera Domínguez, para quien la sociedad ha madurado respecto a la forma de tratar a los animales “y las administraciones con sus leyes se han quedado atrás”.

La sociedad civil está sosteniendo a la sociedad “malherida” porque “se ha puesto las pilas y tomado las riendas de su propio futuro” no porque se haya perdido la confianza en las instituciones “sino porque nos hemos dado cuenta de que entre nosostros vamos más rápido”.

Tordesillas

Un ejemplo es que al Toro de la Vega “le quedan dos telediarios” pero no por los gobiernos sino por la sociedad civil “que se ha organizado y ha dicho se acabó”.

En su opinión en este asunto la Junta de Castilla y León ha jugado “a un juego oportunista y no sabemos muy bien a quién quiere engañar” porque habla de prohibir la muerte pública del toro pero¿qué pasará antes y después?”, se pregunta.

A su juicio, si la Junta no quisiera ser tachada de oportunista diría que la fiesta del Toro de la Vega “es absolutamente indecente para la España del siglo XXI pero no se atreve, y juega al ratón y al gato. Ya veremos en septiembre qué va a pasar y qué resquicios ha dejado el Gobierno de Castilla y León para que se pueda seguir masacrando a ese animal”.

Sostiene Luis Miguel Domínguez que “animalizarnos nos hace más humanos” porque es imposible concebir una sociedad humana “que no tenga respeto, compasión y pasión hacia sus hermanos animales”.

El naturalista, que también es el presidente del colectivo Lobo Marley, afirma que ha habido hechos “históricos”, como la asistencia de unas 30.000 personas a una manifestación en defensa de la protección del lobo ibérico el 13 de marzo en Madrid.

Canarias

Señala también Luis Miguel Domínguez que Canarias “está en la brújula de cualquier persona sensible con la naturaleza” y por ello trabaja para materializar una colaboración entre el Organismo Autónomo de Museos del Cabildo de Tenerife y el Gabinete de Historia Natural de Madrid, del que es director.

Su intención es “generar un escaparate de la historia natural de Canarias, que es tan poderosa, en una ciudad como Madrid, tener un faro que proyecte la luz del archipiélago”.

El naturalista, que en su momento expresó su rechazo a los sondeos petrolíferos de Repsol en aguas canarias, opinó también que el abandono de este proyecto demuestra “que las ocurrencias no son buenas” y no es lo que se pide a los gobernantes “cuando está en juego un patrimonio natural que ha tardado millones de años en ponerse en pie”.

“Canarias debe seguir su hoja de ruta de tranquilidad y sosiego, de valorarse y tener en cuenta su auténtica fuerza y poder no son lisonjas facilonas como el petróleo, sino seguir visitando su territorio y que nos siga sobrecogiendo por su belleza”, puntualiza. EFEverde




Secciones: