genérico

El naturalista Delibes de Castro reivindica las bondades de la bicicleta en nuevo libro

Foto de archivo de una bicecleta. EFE

Laia Mataix Gómez.  Reivindicar la bicicleta como medio de transporte, objeto de placer y camino para la salud es la meta con la que el naturalista Miguel Delibes de Castro ha escrito una “crónica de afecto” al que ha sido su vehículo de referencia durante años, según relata en entrevista con Efe.

‘Cuaderno del carril bici: pedaladas de un viejo naturalista en Sevilla y más allá’ (Tundra ediciones) desvela la afición y predilección de este biólogo de profesión que no presume de ser buen ciclista pero monta en bicicleta desde niño, ya que “me viene de familia” y, tal como explica en este texto en forma de diario de viaje, “es divertido y atractivo”.

El que fuera director de la Estación Biológica de Doñana durante 12 años, además de miembro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) donde ha desarrollado su vida profesional y actualmente es profesor ‘ad honorem’, defiende el uso de medios de transporte ecológicos y recuerda que “durante mucho tiempo los humanos hemos tendido a mantener la Naturaleza fuera de las ciudades” porque “se la veía como algo antiguo, primitivo…, incluso peligroso.”

Pone como ejemplo a la propia capital andaluza, donde vive, que fue diseñada como “una ciudad sin parques y la prueba es que los que hay actualmente son todos periféricos, exceptuando el de María Luisa, que incluso en un primer momento fue creado para ser suburbano”.

Esta visión ha conducido a que muchas personas interpreten aún a día de hoy que la Naturaleza “es sólo el campo o quizá lugares especiales como Doñana o el Serengueti”, cuando “es necesario conocer la que tenemos más cerca, con la que convivimos todos los días”.

Por ello se congratula de que hoy por hoy las ciudades introduzcan más áreas verdes en la medida de lo posible, de manera que la “la ecología urbana está más presente que nunca” y “de alguna forma el campo se urbaniza y la ciudad se llena de parques y, con ellos, de fauna y flora”.

Una forma de contribuir a la conservación del entorno es precisamente con los desplazamientos en bicicleta y por ello este naturalista, que participó en la elaboración de la ‘Enciclopedia Salvat de la Fauna’ de Félix Rodríguez de la Fuente y ha trabajado con diversos grupos como la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y la Sociedad Española para la Conservación y Estudio de Mamíferos, narra en su nuevo libro su experiencia personal para animar a otras personas a sumarse a este medio de transporte.

Promover carriles verdes

“Los responsables públicos tienen que apostar en serio por la habilitación de carriles bicis” como sucede en Sevilla donde “voy a diario a trabajar muy cómodamente, en un recorrido de unos siete kilómetros de los cuales seis y medio transcurren por un carril bici muy bien delimitado”.

Casi “sin querer, te das cuenta de las cosas que pasan alrededor de la bicicleta igual que en todo el mundo, como el calentamiento global o la crisis de los refugiados”, ha detallado el naturalista, que relaciona el pedalear con “la ecología de la reconciliación con uno mismo y con el entorno“.

No ocurre igual en Madrid, que “me parece de los sitios más complicados para montar en bicicleta por los pseudocarriles pintados en el asfalto y porque la mayoría de conductores de los coches son muy peligrosos”.

Delibes de Castro describe sus memorias de ciclista como un “pequeño libro de viajes que narra cómo es una ciudad y su entorno, cómo cambian los cultivos a media hora de casa o menos, cómo se ven los pájaros, la sierra, se inundan las tablas de arroz…, todo contado a través de una crónica temporal” que registra el cambio de estaciones en la ciudad andaluza.

Es “un viaje a lo cercano, a conectar con el entorno para contarlo desde otra perspectiva, montado sobre una bicicleta” a través de una descripción detallada de las particularidades de los ecosistemas que rodean la ciudad de Sevilla. EFEVerde

 




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com