FOTOGRAFÍA NATURALEZA

La naturaleza, un campo “interminable” a explorar a través de la fotografía

La naturaleza, un campo Fotografía de David Frutos como parte de 'Seres del Pantano' y portada de 'Paraísos Naturales'.

La naturaleza es un campo "interminable" a explorar a través de la fotografía, al englobar categorías como el paisaje o la fauna, enfoques que pueden ser más documentales o artísticos y diversidad de elementos a retratar.

Así lo han indicado a Efeverde distintos fotógrafos de Portfolio Natural, un colectivo que busca expandir el reconocimiento de la fotografía de autor sobre naturaleza y acaba de publicar el volumen recopilatorio ‘Paraísos Naturales. Una visión creativa’.

Parajes específicos, como un pantano neblinoso, pueden convertirse en protagonistas de una serie fotográfica como la aportación del fotógrafo murciano David Frutos al libro: ‘Seres del Pantano’, donde trata de buscar simbolismos en las formas vegetales del pantano de Camarillas (Albacete).

La atmósfera conseguida, según explica el también coordinador del colectivo, requirió de factores “poco habituales” para el sur de España y su “climatología seca”, como son la presencia de agua y las bajas temperaturas, que propiciaron la niebla en otoño.

Precisamente, la poca capacidad de prever los fenómenos atmosféricos -entre otros acontecimientos naturales- sea quizás la “mayor dificultad” de esta disciplina, que a la vez la convierte en una “tarea bonita”, según Frutos.

Fotografía aérea

Las Marismas del Burro (Huelva) retratadas desde el aire por Pere Soler.

La variación de la luz solar a lo largo del día, por ejemplo, se torna determinante en los motivos que capta la fotografía aérea del catalán Pere Soler, cuyo proyecto ‘A vista de pájaro’ trata de documentar espacios naturales “frágiles y bellos”.

Por ejemplo, en el desierto del Namib (Namibia) las luces de primera y última hora del día “crean sombras que generan interés” sobre la arena o, al contrario, en las marismas de Andalucía, la luminosidad en las horas centrales del día permite “destacar los colores y la belleza” que hay abajo.

En sus viajes por el espacio aéreo, Soler no busca solo patrones en espacios prístinos, sino también reconoce formas “curiosas” y “atractivas” en áreas donde se observa la interacción del ser humano con el medio: tierras de cultivo, olivares o campos de placas solares.

Aproximándose al detalle

No obstante, las grandes alturas no son la única forma de encontrar motivos, como demuestra la fotografía de aproximación del gallego Manuel Lemos, quien explora minuciosamente elementos como el agua, las plantas o las rocas para “llegar a mundos que no están a simple vista”.

La textura de diferentes formaciones rocosas, “en su estado original, como si se viesen por primera vez”, protagoniza la selección fotográfica que, bajo el nombre de ‘Naturezas’, Lemos ha aportado a ‘Paraísos Naturales’.

Detalle de una roca retratado por Manuel Lemos en ‘Naturezas’.

Para llegar a ellas, a parte de una observación detenida del lugar, Lemos se nutre de herramientas fotográficas como el encuadre selectivo, la óptica o la perspectiva para retratar “la arquitectura de la naturaleza”.

La naturaleza, según el fotógrafo vigués, es el elemento “a explorar” y considera que todo fotógrafo en esta disciplina ha de estar “comprometido con el medio”.

Fotografía de fauna

El tener conciencia ecológica “definitivamente” ayuda a transmitir a través de la fotografía, según indica la fotógrafa Nuria Blanco, si bien señala que la parte más estética de esta disciplina puede servir también como motor para que ciertas personas aprecien lo natural.

Blanco ha participado en ‘Paraísos Naturales’ con una serie de fotografías tituladas ‘Visiones de África’, sobre “la situación de necesidad” del mundo animal en aquel continente.

Al retratar la fauna africana, Blanco se queda con escenas “que muestren la vida” más que la muerte, tratando de reafirmar “la necesidad” de conservar y proteger las especies y los espacios “que actualmente están explotados”, explica.

Fotografía de Nuria Blanco perteneciente a ‘Visiones de África’.

En su trabajo, la fotógrafa catalana destaca la importancia de formarse en los hábitos de la especie que se retrata, con el objetivo de “respetarlos al máximo” y causar el menor impacto posible.

Por ejemplo, “hay especies de camaleón que son muy sensibles al flash”, una herramienta que puede costar la vida de la criatura y que los fotógrafos deben tener en cuenta.

En España, según reconoce, los animales tienen “más miedo al ser humano” que en otros territorios europeos o del mundo donde hay “menos caza y más respeto” a la vida animal.

Ámbito nacional

Sin embargo, la fotografía de naturaleza está “en auge” en nuestro país, como han acordado varios de los fotógrafos.

España tiene un nombre a nivel internacional”, ha indicado Pere Soler, quien recuerda que el código ético de la Asociación Española de Fotógrafos de Naturaleza (Aefona) es empleado por “muchos concursos y asociaciones de fotografía”.

Hay “buenos fotógrafos” y “grandísimos rincones”, si bien “aún falta apoyo institucional” y el reconocimiento de esta disciplina tanto por el público como por parte de las esferas del arte, han indicado los fotógrafos.




Secciones:            

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies