RESIDUOS NUCLEARES

Narbona votó contra la autorización al ATC por la mala calidad de los terrenos

  • En su voto particular cita informes técnicos que sostienen que los terrenos elegidos son “inadecuados”.

Narbona votó contra la autorización al ATC por la mala calidad de los terrenos La ex ministra Cristina Narbona. EFE

La consejera del CSN Cristina Narbona, se opuso ayer a la votación que dio luz verde al emplazamiento del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares en Villar de Cañas alegando que los informes técnicos "alertan con claridad sobre la mala calidad de los terrenos de la parcela escogida".

En la explicación de su postura, a través de un voto particular registrado hoy al que ha tenido acceso Efe, Narbona detalla que los informes la Dirección Técnica de Seguridad Nuclear (DSN) del Consejo de Seguridad Nuclear dicen que los terrenos elegidos son “inadecuados”.

Y es que los estudios técnicos de evaluación consideran insuficientemente apta la parcela escogida para albergar el ATC “tanto desde el punto de vista de la seguridad como desde del previsible incremento del coste que implicaría la construcción del ATC en ese emplazamiento” en caso de llevarse finalmente a cabo.

Narbona cita las conclusiones de algunos de los informes realizados por el Área de Ciencias de la Tierra (CITI) que “confirman las características desfavorables en el terreno de cimentación del ATC”.

Recuerda que otros tres informes independientes encargados a la consultora URS, “una de las más prestigiosas empresas globales de ingeniería, certifican los numerosos y graves problemas identificados en los terrenos seleccionados“.

Falta de información

Al mismo tiempo indica que la empresa pública de residuos Enresa “no ha sido capaz de aportar a fecha de hoy toda la información solicitada por el CSN con la calidad y los plazos requeridos”.

Entre esa información se encuentra la elaboración de un plan de actividades complementarias para verificar las bases de diseño; de un plan de medidas compensatorias que minimicen la posibilidad de acceso de agua al subsuelo del emplazamiento; de un análisis de detalle de las medidas protectoras consideradas en el diseño; y de un programa específico de vigilancia del terreno.

El ATC “es una instalación nuclear (de alto riesgo potencial). Por lo tanto, las condiciones para su emplazamiento, construcción y explotación deben ser óptimas“, argumenta la consejera.

Rapidez

Narbona tampoco aprueba “la rapidez” con la que se está tramitando este expediente, “ya que no hay ningún plazo ni técnico ni legal en el horizonte que obligue al CSN a tomar decisiones con celeridad, máxime conociendo los numerosos informes técnicos que ponen de manifiesto la insuficiente información aún disponible sobre el emplazamiento de Villar de Cañas”.

Lo razonable sería, a su juicio, esperar a que culminen los procesos de análisis que aún se están desarrollando, como es el caso de la caracterización “geotécnica” y el análisis “hidrogeológico” de la parcela, que no está previsto que comiencen hasta septiembre, y que durarán unos ocho meses.

“Sería razonable esperar a la conclusión de estos trabajos antes de emitir ningún juicio sobre la idoneidad o no del emplazamiento”, alega.

Evaluación conjunta

La consejera subraya que esa situación se subsanaría si el CSN hiciera la evaluación conjunta de las solicitudes de autorización de emplazamiento y de construcción, tal y como pidió en su momento Enresa; y solicita que vuelva a hacerse así.

De ser así, el pleno del CSN dispondría de toda la documentación e información relevantes para cumplir con las exigencias contempladas en el Reglamento de Instalaciones Nucleares y Radiactivas (RINR), lo que permitiría completar una óptima caracterización del suelo en el que se emplazaría el ATC, incluyendo el “estudio preliminar de seguridad”.

A pesar de este voto discrepante de la posición mayoritaria del pleno del CSN -la ubicación del ATC fue aprobada por cuatro votos frente al suyo negativo- Narbona expresa “su reconocimiento a la profesionalidad y al excelente trabajo realizado por el cuerpo técnico del CSN”.

“De haber recibido en tiempo y en forma la información adicional requerida a Enresa y de disponer de algunos meses más para realizar sosegadamente su labor, ofrecería, sin lugar a dudas, resultados más concluyentes y garantistas que los que aparecen actualmente reflejados en la Propuesta de Dictamen Técnico (PDT) presentada al pleno del Consejo”, añade.

Además, Narbona aclara que el ATC “es una instalación absolutamente necesaria para España”, pero “esto no implica el apoyo a cualquier emplazamiento para un ATC ni a una tramitación inadecuada”.EFE




Secciones:                
Periodista ambiental de la Agencia EFE. Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad 2017. 2013/14 Knight Science Journalist Fellow en MIT y Harvard. Investigadora de la comunicación del cambio climático en la Universidad de Oxford.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies