ESPECIES CONSERVACIÓN

Comienza la extracción de 215 ejemplares de nacra para evitar su extinción

Comienza la extracción de 215 ejemplares de nacra para evitar su extinción Fotografía facilitada por el Mapama del rescate de ejemplares de nacra. EFE

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) ha iniciado los trabajos de recuperación de la nacra (Pinna nobilis), molusco endémico del Mediterráneo, con la extracción de 215 ejemplares de la única zona libre del protozoo que lo ha llevado a una situación "catastrófica".

Recuperación de la nacra 

Según explica el Mapama en una nota, los ejemplares rescatados del norte del Delta del Ebro, hasta el momento 165, están siendo trasladados a centros de recuperación en Cataluña, Valencia, Murcia y Andalucía, y los próximos días se procederá a la extracción de los 50 restantes.

Los trabajos los lleva a cabo el Instituto de Investigación en Medio Ambiente y Ciencia Marina en el marco del proyecto Life IP Intemares, que coordina el Mapama, y tienen una dotación de casi medio millón de euros.

Cincuenta de estos ejemplares serán trasladados al Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA) de Huelva, otros 50 al Instituto Español de Oceanografía (IEO) de Murcia, un centenar al Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries (IRTA) en Tarragona, diez al Instituto de Investigación en Medio Ambiente y Ciencia Marina (IMEDMAR) de Calpe y otros cinco al Oceanogràfic de Valencia.

De esta manera, se trata de evitar la infección de los ejemplares sanos y de mantener una especie con una función ecológica básica para la preservación de la biodiversidad, así como de disponer de un reservorio genético que permita desarrollar un programa de cría en cautividad, añade la nota del Ministerio.

Molusco bivalvo

La nacra es el molusco endémico del Mediterráneo de mayor tamaño, con una longitud máxima de concha de 120 centímetros, puede alcanzar los 50 años de edad y vive principalmente en las praderas de Posidonia oceánica, hasta los 60 metros de profundidad.

Se trata además de una especie estructurante, ya que proporciona nuevos hábitats y genera un aumento de la biodiversidad y riqueza específica en los ecosistemas en los que está presente, señala el comunicado.

La nacra ha sufrido un evento de mortalidad masiva por infección del protozoo Haplosporidio en Almería, Murcia, Torrevieja, Ibiza y Formentera, que se ha extendido por el Mediterráneo español y afecta en la actualidad a las poblaciones de las costas de Andalucía, Región de Murcia, Comunidad Valenciana e Islas Baleares. Efeverde




Secciones:                
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies