Biodiversidad buitres

Nacen buitres negros por segundo año consecutivo en la Sierra de la Demanda

Buitre negro volando. El buitre negro está incluido con la categoría de “Vulnerable” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas. EFE/ Salas/Archivo Buitre negro volando. EFE/ Salas/Archivo

Siete pollos de buitre negro han nacido en 2021 en la Sierra de la Demanda (Burgos), de los cuales han logrado sobrevivir dos, que forman la segunda nidada consecutiva de esta especie que había desaparecido del Sistema Ibérico hace más de medio siglo, ha informado el proyecto Monachus, del grupo conservacionista GREFA, que trabaja para la recuperación de estas aves.

Ambos ejemplares ya han sido equipados con emisores GPS para poder seguir con detalle sus movimientos cuando abandonen el nido.

Fue en 2020 cuando se produjo la primera reproducción en décadas de esta especie amenazada en la zona, aunque los dos pollos que nacieron el año pasado no lograron salir adelante.

El buitre negro está incluido con la categoría de “Vulnerable” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

Reintroducción de la especie 

Los dos pollos que han nacido este año confirman el éxito de las reintroducciones de buitre negro que se iniciaron en 2017 en la Sierra de la Demanda, a iniciativa de la asociación conservacionista GREFA, con la colaboración de la Junta de Castilla y León, el Gobierno de la Rioja y ayuntamientos de la zona como Huerta de Arriba y Tolbaños de Arriba, ambos en la provincia de Burgos.

El trabajo de GREFA, destinado a la recuperación del buitre negro se canaliza a través del Proyecto Monachus, bajo cuya cobertura se han liberado en los últimos cuatro años más de medio centenar de buitres negros en la Sierra de la Demanda.

Estas liberaciones han permitido que se hayan formado a fecha de hoy casi veinte parejas de la especie con posibilidades de reproducirse, de las cuales nueve llegaron a hacer su puesta en la temporada reproductora de 2021.

De esos nueve huevos -las puestas de los buitres negros están compuestas de un solo huevo por cada pareja reproductora- llegaron a nacer siete pollos.

La gran mayoría de estos pollos tenían sus nidos en varios términos municipales de la provincia de Burgos, salvo uno que se ubicaba en territorio riojano.

Este dato es de gran importancia, ya que aunque el buitre negro nacido en 2021 en La Rioja no ha logrado sobrevivir, se trata de la primera vez que se tiene constancia de la reproducción de la especie en esa comunidad autónoma.

Debido sobre todo a la inexperiencia de los progenitores y a inclemencias climáticas, de los siete buitres negros nacidos en la Sierra de la Demanda en 2021 solo dos sobreviven actualmente, ambos con sus respectivos nidos en la provincia de Burgos, uno en el término municipal de Huerta de Arriba y otro en el de Tolbaños de Arriba.

De las dos parejas que han criado estos pollos, una está formada por un progenitor liberado en la Sierra de la Demanda y por otro exógeno –procedente de otra colonia de la especie- y la otra por dos miembros exógenos.

Cuando los dos pollos que han salido adelante contaban con unos ochenta días de vida, fueron marcados con emisores GPS y anillas identificativas, para poder reconocerles individualmente y seguir sus movimientos cuando abandonen el nido, gracias al apoyo técnico del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco).

La colaboración de la Junta de Castilla y León, que se remonta a 2017, y más recientemente del Gobierno de la Rioja, ha permitido el trabajo conjunto en favor del buitre negro en la Sierra de la Demanda con Agentes Medioambientales, Celadores de Medio Ambiente y Agentes Forestales de ambas comunidades autónomas, sobre todo con los equipos especializados en trabajos de altura. También ha dado su apoyo la Fundación Biodiversidad del Miteco, así como las compañías Red Eléctrica de España y EDPR. EFEVerde




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com