NATURALEZA ANACONDAS

Nacen 38 anacondas en el CosmoCaixa de Barcelona

  • Las crías pesan 250 gramos y miden entre 75 y 80 centímetros de largo.

Nacen 38 anacondas en el CosmoCaixa de Barcelona Imagen de las crías de anaconda verde cedida por CosmoCaixa

Efeverde.- La pareja de anacondas verdes que habitan en el Bosque Inundado del CosmoCaixa de Barcelona han tenido 38 crías que han nacido después de los 7 meses de preñez de su madre, que habita en este espacio desde hace 12 años.

La anaconda verde (Eunectes murinus) es la serpiente más grande del mundo, ya que puede llegar a medir hasta 12 metros de largo, aunque el tamaño habitual no supera los tres metros en los machos y los seis en las hembras.

Según han informado fuentes del CosmoCaixa, los recién nacidos se encuentran en buen estado y están sometidos a los habituales controles de salud, aunque no podrán empezar a ingerir alimentos hasta que muden la piel.

Una especie singular

El recinto expositivo ha decidido que cuando estén en condiciones, los ejemplares serán cedidos a diferentes zoos y acuarios, así como a universidades con proyectos de estudio sobre esta especie para profundizar en su conocimiento.

Se trata de una especie semiacuática que habita zonas poco profundas de aguas lentas, así como sabanas y bosques tropicales.

Es común sobre todo en la cuenca del Orinoco, en el este de Colombia o en la cuenca del río Amazonas, en Brasil, así como en los Llanos inundables de Venezuela.

Sobre la anaconda verde

Las hembras de anaconda verde son ovovivíparas e incuban internamente sus huevos durante unos 7 meses.

Por lo general, de cada puesta salen entre 20 y 40 crías, aunque el récord está en 82, y cuanto mayor es la hembra más alto es el número de crías.

Se reproducen en la naturaleza cada dos años y los recién nacidos son más grandes que la mayoría de serpientes, con unos 200 gramos de peso medio y una longitud de 68 centímetros.

Nada más nacer, las crías ya son totalmente independientes, se alimentan de peces, mamíferos, reptiles y aves y notan la presencia de sus presas por las vibraciones de los movimientos y por su olor.

Prefieren las presas más grandes que ellas y consumen desde caimanes a capibaras, peces, aves u otras anacondas; de hecho, las grandes hembras pueden depredar a los machos más pequeños.




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies