MOVILIDAD SOSTENIBLE

Nace una aplicación de movilidad urbana para “ahorrar tiempo, dinero y emisiones contaminantes”

Imbric Fotografía de archivo. EFELuca Piergiovanni

Imbric asi se llama la nueva aplicación móvil que llega con la vocación de ser “una solución público-privada de transporte”, ya que integra todos los servicios de movilidad urbanos disponibles, y permitirá a ciudadanos y empresas “ahorrar tiempo, dinero y emisiones contaminantes”.

Imbric, que será gratuita y descargable para cualquier dispositivo móvil, integrará todos los servicios de movilidad urbanos disponibles, tanto públicos como privados, señalan sus promotores.

Actualmente, Imbric permite el pago del billete sencillo de la EMT de Madrid, la contratación de taxis en 300 ciudades, la reserva y pago de parkings subterráneos en 200 ciudades y el pago del estacionamiento regulado en superficie, además de la contratación de 2.500 motos eléctricas del operador de ‘motosharing’ Muving.

“Este amplio inventario permite a Imbric convertir a siete grandes ciudades españolas -Madrid, Valencia, Sevilla, Málaga, Zaragoza, Córdoba y Cádiz- en ‘smart-cities’ facilitando en una única app servicios de taxi, aparcamiento y movilidad compartida en una sóla con una sola cuenta”, informa Eysa, la compañía creadora de la app, a través de un comunicado de prensa.

Se trata de un MaaS (Mobility as a Service), que “aporta un valor mayor a cada persona, empresa, ciudad o ‘partner‘ de movilidad” al ordenar y ofrecer las opciones de transporte urbano, por lo que permite a los ciudadanos y empresas planificar y contrata online todos sus trayectos del día a día.

La aplicación “supone un ahorro real en tiempo, dinero y emisiones para los ciudadanos, ya que la app muestra de manera transparente las diferentes alternativas de movilidad”, explica el CEO de Imbric, José María Cánovas.

Cánovas añade que la aplicación es útil “no sólo para los residentes en la ciudad, sino también para los visitantes, que frecuentemente desconocen la red municipal de autobuses públicos o los aparcamientos disponibles en una determinada zona y que, mediante su localización y reserva, permiten reducir el tráfico de agitación en búsqueda de un aparcamiento libre”.

Poyecto piloto en Madrid

En el caso de Madrid, donde se ha presentado el primer proyecto piloto de método de pago con código QR en los 2.075 autobuses urbanos de la EMT, Imbric permite al usuario “descubrir de manera fácil la red de más de 210 líneas de autobuses de Madrid, conocer cuándo pasarán los siguientes autobuses e incluso ver cómo se desplazan en la mapa de la aplicación”.

Por ejemplo, al acceder a un autobús de la EMT de Madrid, el viajero utiliza la aplicación para capturar el código QR que muestra la validadora y recibe el billete electrónico en su móvil, que podrá mostrar al conductor si fuese necesario.

Por otra parte, la operadora de la aplicación asegura que está en conversación con otros ayuntamientos y consorcios de transporte para seguir el mismo método implantado en Madrid.

El objetivo de Imbric es “continuar incorporando nuevas alternativas de movilidad útiles para ciudadanos y empresas, dentro de la búsqueda de caminos que conviertan a las ciudades españolas en ‘smart-cities’, con un modelo de movilidad sostenible, eficiente y respetuoso con el medio ambiente”, explica en el comunicado el consejero delegado de Eysa, Javier Delgado. EFEverde

 




Secciones:                
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com