BIODIVERSIDAD ÁRBOLES

Un museo para el emblemático cedro del Atlas marroquí

Mohamed Siali.- El Gobierno marroquí ha querido esta semana, con ocasión del día Internacional de los Bosques, rendir homenaje al cedro del Atlas, un árbol particularmente apreciado por su madera noble y del que Marruecos se precia de poseer la mayor superficie en todo el mundo.

En el bosque de Gouraud, en la zona de Azru, a unos 200 kilómetros al este de Rabat, el Alto Comisionado marroquí de Aguas y Bosques inauguró el pasado miércoles la Casa del Cedro, primer museo dedicado a un árbol en Marruecos.
“El museo será una plataforma para la sensibilización, la comunicación y la investigación científica sobre el cedro del atlas, y nos da también una visión global sobre los sistemas ecológicos que conviven con este árbol”, dijo a Efe el director de Desarrollo Forestal en el Alto Comisionado, Jamal Eddine Ouchkif.
Marruecos acoge una superficie de 134.000 hectáreas de cedro del Atlas, distribuidas entre la cordillera del Atlas, en el centro del país, y las zona montañosas del Rif, en el norte.
El edificio del museo se ha levantado rodeando un ejemplar gigante de cedro, y consta de varios pabellones donde están exhibidas fotos y ejemplares disecados de distintos animales y plantas que conviven con este árbol.
Asimismo, están expuestos también herramientas utilizadas en la carpintería relacionada con el cedro y productos de esa actividad, además de un modelo del salón tradicional marroquí amueblado con madera de este árbol.
La preservación del cedro forma parte de los esfuerzos del Alto Comisionado para proteger la flora en el país, ya que las superficies forestales sufrían un retrocedo de un 1 % antes del 2000, pero durante los últimos diez años Marruecos consiguió revertir este proceso y aumentar esa superficie a razón de un 2 % anual.

Punto de encuentro para los científicos

El nuevo museo aspira a ser “un punto de convergencia entre todos los investigadores y los que trabajan a favor de la sostenibilidad de la vida en los busques de cedro del Atlas”, según el documento de presentación.
Además, el museo será una herramienta pedagógica para la sensibilización a favor de la protección de los cedros y de la diversidad biológica, además de promover el conocimiento de la región y el turismo.
El experto en la Asociación marroquí de Profesores de Biología en Marruecos, Jaled Laglusi, explicó a Efe que el sistema ecológico del cedro es “sensible”, por lo que su promoción turística puede ser contraproducente y alterar el comportamiento de los animales que viven en su entorno, empezando por uno de los animales más emblemáticos del bosque, los macacos de Berbería.
El Alto Comisionado aplica actualmente un plan para la implantación de 600.000 hectáreas de arbolado entre los años 2015 y 2024, y de ellas un 30 por ciento estarán dedicadas al cedro y a otras dos especies endémicas de Marruecos: el alcornoque mediterráneo y el arbusto del argán.
“En el mundo hay unos 850.000 hectáreas de cedro, pero el cedro del atlas que tenemos aquí existe solamente en nuestro país y en Argelia, estando en Marruecos la superficie más extensa”, explicó Ouchkif.
Según el responsable marroquí, el cedro protege los recursos naturales de la zona, sobre todo el agua, preserva la tierra y proporciona la madera de cedro que se utiliza en la carpintería y la construcción.
Asimismo, árbol del cedro, que puede vivir hasta mil años, aporta leña y espacios para el pasto para la población local, además de crear las condiciones adecuadas para el desarrollo de otras plantas médicas y aromáticas. Ouchkif alertó contra los comportamientos humanos dañinos para el cedro, como la sobreexplotación de los pastos forestales y la tala ilegal de leña.

Integrar a la población local

De acuerdo con estadísticas del Alto comisionado, Marruecos perdía anualmente 9.000 metros cúbicos de bosques cada año a causa la mala explotación, una cifra que ahora se redujo a menos de 3.000 metros cúbicos.
Ouchkif subrayó que su administración tiene quince proyectos para proteger los bosques de cedro a nivel nacional, e incluyen medidas a favor del árbol y disposiciones a favor de la población que vive estos espacios forestales. Precisó que estos programas abarcan proyectos generadores de ingresos y medidas para integrar a la población local en la administración de los bosques. EFEverde



Secciones:            
efeverde
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies