QUEBRANTAHUESOS PICOS DE

Muere en los Picos de Europa uno de los quebrantahuesos cedidos por Aragón

Un quebrantahuesos recién nacido

Uno de los tres ejemplares de quebrantahuesos cedidos por el Gobierno de Aragón liberados en los Picos de Europa con el objetivo de reintroducir la especie en este espacio natural ha sido encontrado hoy muerto a causa de un posible accidente, según los primeros indicios.

Según ha informado la Fundación para la conservación del quebrantahuesos, el ejemplar, bautizado como Güeña, nació el 4 de marzo en el Centro de Cría en Aislamiento Humano de Zaragoza y había sido liberado en los Picos de Europa el pasado 21 de julio.

Durante su desarrollo y sus primeros vuelos en libertad, Güeña presentó un comportamiento y unas condiciones fisiológicas normales, pero el sensor que los ejemplares liberados llevan colocado, y que permite su permanente seguimiento, dio indicios el pasado sábado de una evidente inmovilidad del ejemplar.

Tras un par de días de búsqueda, un equipo de la Fundación ha localizado hoy el cadáver en un barranco de difícil acceso cercano al área de liberación y lo ha entregado a la Guardia Civil para su traslado a un centro especializado donde un equipo de veterinarios forenses practicará la necropsia.

Las causas de la muerte se harán públicas una vez finalizado el proceso de investigación, pero los indicios observados en el lugar del hallazgo, así como el estado del cuerpo parecen apuntar hacia un accidente traumático, según la Fundación.

Tras su desaparición de los Picos de Europa hace ochenta años, el programa Life, en el que participan la UE, el Ministerio de Medio Ambiente y cuatro comunidades autónomas, ha posibilitado la suelta en el Parque Nacional de cinco ejemplares de esta especie, una de las amenazadas en España junto al lince ibérico, el águila imperial, el buitre negro, el oso pardo, el urogallo o el visón europeo.

Este programa busca el asentamiento estable de la especie en el área y posibilitar así el mantenimiento de una población que favorezca un flujo e intercambio continuado de ejemplares, a través del corredor ibérico-cantábrico, con la población pirenaica.

Durante los últimos años el quebrantahuesos ha sido objeto de planes de conservación en diferentes países europeos, incluida España donde se estima que hay 129 unidades reproductoras que actualmente habitan en la vertiente española del Pirineo.




Secciones:        
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com