EEUU INCENDIOS

Miles de desplazados y grandes pérdidas por los incendios en el oeste de EE.UU.

Miles de desplazados y grandes pérdidas por los incendios en el oeste de EE.UU. Foto de uso editorial de un incendio en California (EE.UU.) en junio pasado. EFE/CAL FIRE

El fuego que arrasa varios estados del oeste de Estados Unidos, sin paralelo a los últimos veinte años, ha destruido al menos cien viviendas y desplazado a miles de personas, según fuentes oficiales.

California, Colorado, Nuevo México y Utah, entre otros estados, combaten una treintena de incendios que en la primera mitad del año ya quemaron tantas hectáreas como las hectáreas quemadas por los incendios de 2017, un año considerado como “récord”, según estadísticas del Centro Nacional Inter-Agencias contra Incendios (NIFC, en inglés).

Grandes incendios

En California, más de 2.100 bomberos y miembros de los servicios de emergencia trabajan para extinguir el incendio denominado County, que ha arrasado 28.300 hectáreas desde que se declaró el pasado sábado, solo está controlado al 5 % y ha afectado principalmente al condado de Yolo, situado al oeste de la ciudad de Sacramento.

Similar superficie ha asolado ya el incendio Springs, que desde el miércoles pasado ha quemado cerca de 32.000 hectáreas cerca de Fort Garland, en el sur de Colorado.

“La expansión del incendio Springs anoche fue significante, como lo había sido este lunes durante todo el día. El fuego se expandió en todas las direcciones”, dijo hoy en rueda de prensa Chris Zoller, jefe de operaciones de la zona Springs Norte del Incendio Springs, a cargo de más de 700 bomberos.

De hecho, 104 viviendas y otras estructuras ya han sido destruidas por este incendio y más de 2.000 familias fueron evacuadas. Además, la pequeña localidad de Cuchara (150 habitantes) podría ser evacuada hoy mismo en su totalidad si no se logra detener las llamas.

Altas temperaturas, sequías prolongadas, poca nieve…

El NIFC anticipa que la combinación de altas temperaturas, prolongadas sequías, poca nieve y tormentas eléctricas hará que 2018 sea una temporada de incendios forestales “por encima del promedio o extrema”.

Eso es exactamente lo que sucede en Colorado, donde se estima que en los primeros seis meses de 2018 se quemaron unas 80.000 hectáreas, cifra a la que en años anteriores solo se llegaba en años completos.

De hecho, el incendio Springs y el 416, ambos sin todavía ser controlados en Colorado, ya figuran entre los diez más destructores en la historia del estado.

Para evitar que sigan creciendo, el refuerzo aéreo se concentra en el perímetro del incendio y específicamente en las zonas despejadas por los bomberos y en la protección de estructuras. De hecho, los bomberos ya lograron salvar 61 viviendas.

En Utah, un incendio cerca del Embalse Strawberry (130 kilómetros al sureste de Salt Lake City) obligó a evacuar entre este lunes y hoy una cantidad de no precisada de personas que pensaban pasar el feriado del Día de la Independencia en ese popular lugar de pesca.

Según Jason Curry, portavoz de la División de Bosques, Incendios y Terrenos Estatales de Utah, ese incendio se inició hace dos días “por causas humanas” y ya ha quemado 2.700 hectáreas. EFEverde




Secciones:                
efeverde
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies