Miguel Ferrer: La cuestión no es salvar el planeta, sino a la especie humana

Miguel Ferrer: La cuestión no es salvar el planeta, sino a la especie humana

El biólogo Miguel Ferrer, coordinador de la delegación en Andalucía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), cree que el ahora reto "no es salvar el planeta, sino a la especie humana" y garantizar su supervivencia.

Ferrer, en su intervención en el Seminario Internacional de Periodismo, Ciencia y Medio Ambiente, explicó que “no existe una distinción entre lo natural o lo humano”, sino “un riesgo para la continuidad de la vida en el planeta, principalmente para los humanos, que exige que planteemos las cosas de otra manera”.

El investigador cree que es un “error suicida” defender lo natural como bueno frente a la intervención en la naturaleza, puesto que lo primordial es “garantizar la existencia de la propia vida humana en condiciones adecuadas”.
Estas creencias, “casi religiosas”, no basadas en criterios objetivos, harían pensar que “los virus, la injusticia o los desastres naturales”, como naturales que son, son mejores que “los sistemas de salud o la justicia social”, fruto de intervenciones humanas.

No obstante, ha añadido, la labor de ecologistas en la denuncia de problemas ambientales es la base, en muchas ocasiones, para que el trabajo de las entidades científicas, su diagnóstico, comprobación y búsqueda de soluciones.
En relación a la divulgación, el biólogo sevillano critica la baja calidad de la comunicación de los científicos, y ha asegurado que “si un investigador no puede explicar lo que está haciendo, entonces no tiene la menor importancia”.
Y es que para Ferrer, los investigadores son funcionarios pagados por el Estado “para que descubran cosas y las puedan contar”, y que así la sociedad entienda la importancia de seguir contribuyendo a esas investigaciones.

En este sentido, el científico ha asegurado a EFEverde que la divulgación es una tarea pendiente en España y que aún “hay que perder el miedo a salir a la luz pública”, pero que se trata de “una obligación” de los científicos.
La comunicación de la falta de financiación del CSIC, ha continuado, por parte del propio presidente primero y de los investigadores después, ha sido un ejemplo de cómo llamar la atención del Gobierno, que “ha entendido que no puede dejar que el CSIC caiga”.

“No podemos decir a la sociedad que es necesario hay que construir una economía basada en el conocimiento y al mismo tiempo destruir el sistema de I+D+i”, ha recalcado.
Además, Ferrer ha defendido lo lícito de “solucionar con dinero privado” los problemas que ha generado la actividad económica de las empresas en el medio ambiente y la biodiversidad.
El investigador, presidente de la Fundación Migres, ha indicado que las empresas, que con sus actividades lícitas perjudican un patrimonio que es “de todos”, tienen que ser quienes aporten la financiación necesaria para que este patrimonio se mantenga.
Además, ha destacado, su trabajo al frente de la Fundación Migres supone un reto en este sentido, al tratarse de una entidad de conservación e investigación pero de financiación privada, algo de lo que España carece de tradición en el ámbito del medioambiente.

“Sea cual sea el modelo del futuro, seguiremos necesitando consumir recursos y producir energía, pero podemos hacer que este desarrollo sea sostenible y que los seres vivos nos vayamos adaptando a los cambios del medio”, ha concluido.




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies