NATURALEZA LIBRO

Merino firma ‘Atlas de montañas legendarias’ para regresar al medio natural

Portada del libro.EFE/Cedida por la editorial

El alpinista Alfredo Merino esperaba que la crisis sanitaria generada por la covid-19 llevara a la humanidad a replantearse su relación con el planeta y “regresara al medio natural de una forma más respetuosa” pero lamenta a Efe que ese cambio no se haya producido y la huella ambiental siga siendo excesiva.

El también fotoperiodista y divulgador publica estos días su libro ‘Atlas de montañas legendarias‘ (Editorial Geoplaneta) en el que, a través de vivencias personales, leyendas y dramas, narra la influencia que han tenido sobre la sociedad hasta treinta de las cumbres más emblemáticas de la Tierra y cómo la aproximación a las mismas ha evolucionado con el paso del tiempo.

En su opinión, el acercamiento a la montaña siempre ha sido “un ejercicio intelectual muy poderoso”, sobre todo para los españoles a los que describe como “personas a las que le gusta salir a la naturaleza y pasear”, pero sus rutas y senderos “a los que mucha gente simplemente se acerca por ocio” han recibido un grave impacto debido a la “falta de prudencia y preparación”.

El deterioro de los espacios naturales se puede apreciar en imágenes tan mediáticas como la fotografía tomada en 2019 del conocido como Escalón Hillary, último tramo para alcanzar la cima de la montaña más alta del planeta, el Everest, en el que unos 50 alpinistas tuvieron que esperar más de dos horas a 8.800 metros de altitud para ascender debido al “embotellamiento” de sus laderas antaño solitarias.

A pesar de que ese tipo de sucesos son cada vez más frecuentes, Merino ha explicado a Efe que “es bueno que la gente se acerque a la montaña”, puesto que se trata de un “instrumento educativo esencial” y apto para todo el mundo, siempre y cuando la persona que quiera ascender a las alturas entienda la necesidad de saber hacia dónde se dirige y esté dispuesta a prepararse adecuadamente para ello.

Abrir sendas

El libro se dirige a un tipo de público menos experto en la montaña, al que Merino quiere “abrir sendas” para que conozca la historia de las cumbres y cómo han influido en el hombre a lo largo del tiempo.

Paradójicamente, “personas que no llegaron a conocerse por haber vivido en épocas muy diferentes se han relacionado con la montaña de la misma manera y eso es lo más importante”, destaca el autor, quien añade que, a pesar de que las montañas difieren mucho entre sí, “al final trasciende la misma manera de acercarse a ellas”.

El Monte Parnaso, considerado en la Antigua Grecia como hogar del dios Apolo y de las Musas, el Monte Ararat en Turquía, sobre el cual la leyenda bíblica asegura que se asentó el arca de Noé tras el diluvio universal, o el volcán chileno Licancabur, “un territorio más propio de Marte o de la Luna que de nuestro planeta” en palabras de Merino, son algunos de los ejemplos que recorre el libro.

Sin embargo, el autor se ha lamentado de no haber podido incluir en su obra todas las cimas que le hubiera gustado y, así, ha dejado fuera algunas tan representativas como el Monte Olimpo de Grecia o el Teide en el archipiélago canario, la montaña más alta de España. EFEverde.




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com