CONFERENCIA AGUA

Un cambio de mentalidad es necesaria para cumplir con el ODS sobre agua

El cumplimiento del sexto Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, el del agua y el saneamiento, es posible con un cambio de mentalidad, forma de hacer las cosas, nuevos paradigmas y metas ambiciosas necesarios para que el mundo avance hacia la universalidad del recurso.

En ello coinciden expertos que se reúnen en San José durante el inicio de la Reunión Mundial de Ministros de Agua, Saneamiento e Higiene, y que durante dos días congregará en Costa Rica a altos cargos de gobiernos, especialistas, sector privado, entidades cooperantes y organizaciones no gubernamentales.

“Necesitamos buenos políticos”

La directora de la organización Agua y Saneamiento para Todos (SWA) y exrelatora de la ONU sobre Derecho Humano al Agua, Catarina de Albuquerque, dijo a Efe que “es posible” cumplir el ODS número 6 sobre agua y saneamiento y advirtió de que si no se logra no será por cuestiones relacionadas a la tecnología o al financiamiento, sino por falta de voluntad política.

“Lo que es necesario no es la parte tecnológica porque ya hay soluciones. Lo que necesitamos son buenos políticos con determinación de hacer lo correcto. El ODS es algo ambicioso y no estamos haciendo los progresos que deberíamos hacer. Lo que me preocupa es que necesitamos de un cambio de actitud y de mentalidad y todavía no estamos ahí”, aseguró De Albuquerque.

Agua, saneamiento y precios justos

Ese ODS compromete a los países a que en 2030 logren el acceso universal y equitativo al agua potable a un precio asequible para todos, el acceso a servicios de saneamiento e higiene adecuados y equitativos, y poner fin a la defecación al aire libre.

También establece, entre otros temas, el apoyo y fortalecimiento a la participación de las comunidades locales en la mejora de la gestión del agua y el saneamiento.

De Albuquerque señaló que, aunque las soluciones no son aplicables a todos los países por igual, los gobiernos deben plantearse la posibilidad de aumentar las tarifas de agua a los grandes consumidores y subsidiar a los más pobres, con el fin captar recursos para invertir en infraestructura y servicios de agua.

Metas “ambiciosas”

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, instó en su discurso a los países a establecer “metas ambiciosas” para avanzar hacia la universalización de los servicios de agua y fomentar así el desarrollo humano.

“Les pido ser ambiciosos, establecer metas que prolonguen el bienestar para todos”, dijo Alvarado, quien también animó a los ministros para que no claudiquen en sus esfuerzos por mejorar el acceso al agua y el saneamiento para la población.

El presidente costarricense reconoció que el acceso al agua se ha convertido para muchos países, incluido el suyo, en algo tan básico que su población olvida su importancia, ante lo que consideró necesario “un cambio de paradigma” hacia la “corresponsabilidad”.

En ese sentido, señaló que ese cambio supone tomar conciencia de lo importante que es tratar adecuadamente el agua después de utilizarla.

La Reunión Mundial de Ministros de Agua, Saneamiento e Higiene es organizada por SWA y tiene como fin intercambiar experiencias y buscar soluciones para cumplir con el sexto Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS).

En el foro participan representantes de organismos internacionales como la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore, quien alertó sobre la dramática situación de los niños afectados por la falta de agua potable y saneamiento básico.

“Los riesgos son enormes para la salud de los niños. Cada día 700 niños menores de 5 años mueren en el mundo por diarrea causada por las pobres condiciones de saneamiento, higiene y agua”, aseguró Fore.

Fore instó a los países a que en la reunión en Costa Rica “combinen sus ideas y esfuerzos y aprendan unos de otros” y les instó a que se comprometan a emprender “una década de acción, resultados y progreso para este sector crítico”.

2.100 millones de personas viven sin agua potable

Datos citados por SWA indican que en el mundo 2.100 millones de personas viven sin agua potable en sus hogares y una de cada cuatro escuelas primarias carece de servicios de agua potable.

Las cifras señalan que cuatro de cada cinco personas que no tienen acceso al agua potable viven en zonas rurales y que 159 millones de personas se ven obligadas a beber agua de superficie, obtenida de fuentes como estanques y arroyos.

Además, casi dos tercios de la población mundial, sufre una grave escasez de agua durante al menos un mes al año y se calcula que 700 millones de personas podrían verse desplazadas por escasez del líquido al año 2030. EFEverde

 

Te puede interesar:

Ribera: “el agua, junto a la energía, es uno de los grandes temas a tratar”

Latinoamérica debe mejorar la gestión del agua y el saneamiento, según el BID




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com