CUMBRE MEDIOAMBIENTE

Iberoamérica busca un nuevo modelo de desarrollo para cuidar del medio ambiente

Ecoturismo, la respuesta para el desarrollo rural de Latinoamérica Bosque tropical en la localidad de Bijagua, Upala (Costa Rica). EFE/Jeffrey Arguedas/ARCHIVO

Cambiar el modelo de desarrollo será clave para cuidar del medio ambiente y luchar contra el cambio climático, según manifestaron este lunes los ministros de este ramo de Andorra, Costa Rica, España y República Dominicana.

En un evento virtual conducido por la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, y celebrado en el marco de la XXVII Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno que tendrá lugar el próximo miércoles en el Principado de Andorra, dio lugar a que los titulares compartieran los avances de cada país así como sus aportaciones para diseñar una agenda medioambiental regional.

La Cumbre estaba programada para noviembre de 2020, pero fue pospuesta debido a la pandemia del coronavirus y a la imposibilidad de celebrarla de manera presencial.

Finalmente, Andorra propuso un formato semipresencial en el que solo se desplazarán al Principado cuatro delegaciones de países miembros: España y Portugal, por cercanía geográfica, y Guatemala y República Dominicana, anterior y siguiente sedes de la Cumbre.

“A partir de este momento tenemos que acelerar ese cambio, generar ese modelo sin olvidarnos de los colectivos de personas más vulnerables”, resumió la ministra española de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

¿Qué puede hacer Iberoamérica por el medio ambiente?

Los ministros de Medio Ambiente de Iberoamérica se reunieron el pasado septiembre tras once años de ausencia de este encuentro en el calendario de la Cumbre Iberoamericana.

La titular andorrana, Silvia Calvó, recordó el consenso alcanzado en la reunión a pesar de las diferencias ideológicas de muchos gobiernos en esta materia.

“Andorra buscó el consenso y no fue fácil, pero lo más importante es que la declaración se integrará en la de los jefes de Estado este miércoles”, adelantó Calvó, quien enfatizó que no se puede “volver atrás” en la lucha contra el cambio climático.

La ministra costarricense, Andrea Meza, incidió en esa línea sobre el consenso de la región iberoamericana, una “región muy vulnerable” a estos efectos, donde la “visión” colectiva será “clave”.

“Solo es colectivamente que vamos a hacerle frente al cambio climático, no es solo un tema ambiental si no sobre cuál es el modelo de desarrollo para nuestra región, cómo hacemos de la naturaleza un aliado. La pandemia nos ha golpeado más que a otras regiones, pero estas crisis son las oportunidades para dar esos saltos”, enfatizó.

Su homólogo, Orlando Jorge Mera, cuyo país recibirá el testigo de Andorra para organizar la próxima Cumbre, insistió por su lado en un “cambio de paradigma en el modelo económico, hacia una economía más sostenible, circular y participativa”.

Mera se detuvo también en el impacto de la pandemia en la región y pidió una “transición de la región a una recuperación sostenible, justa y verde poscovid”: “el medio ambiente es determinante” para ello.

Por su lado, la secretaria general iberoamericana recuperó el reciente acuerdo entre China y Estados Unidos para cooperar frente al cambio climático.

Este acuerdo, comentó Grynspan, “llega en medio de un batalla geopolítica entre ellos” y trasciende ideologías, por lo que se convierte en un hecho “esperanzador” para el resto del mundo. EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com