FINANCIACIÓN CLIMÁTICA

Un mecanismo de financiación climática apoyará a pueblos indígenas y locales

Amazonía Deforestación en el Parque Natural Tinigua, en Colombia. EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda/ARCHIVO

Organizaciones conservacionistas internacionales han puesto en marcha “Clarifi”, un mecanismo de financiación público y privada que pone los fondos de conservación directamente en manos de pueblos indígenas y comunidades locales, al considerar que son “los mejores protectores de la biodiversidad y el clima”.

Clarifi es el acrónimo en inglés de Financiación Climática y Derechos, según un comunicado de la organización Rights and Resources Initiative (RRI – Iniciativa de Derechos y Recursos) y Campaña por la Naturaleza (C4N), que explicaron que el nuevo mecanismo se ha puesto en marcha a raíz de los anuncios de financiación presentados en la COP26 de Glasgow (Reino Unido).

Financiación climática

Las organizaciones precisaron que durante la cita de Glasgow, la Fundación Bezos y otras entidades prometieron 1.700 millones de dólares enfocados en los esfuerzos de protección del clima y la naturaleza llevados a cabo por las comunidades indígenas y locales.

RRI y C4N estiman que se necesitan al menos 10.000 millones de dólares de aquí a 2030 para añadir un mínimo de 400 millones de hectáreas a las comunidades locales y a los territorios legalmente reconocidos de los Pueblos Indígenas y Afrodescendientes, con el fin de ayudar a alcanzar los objetivos globales de conservar al menos el 30 % del planeta para 2030 y cumplir los objetivos climáticos globales.

El nuevo mecanismo está diseñado para garantizar que los fondos se canalicen directamente a estos grupos para apoyar actividades que han demostrado proteger la vida silvestre y el almacenamiento de carbono.

Según las organizaciones, a pesar de los beneficios que estos grupos brindan al planeta, enfrentan graves amenazas por parte de gobiernos, empresas y otros por sus esfuerzos de conservación de la naturaleza.

Pueblos indígenas y comunidades locales

Alrededor de 1.800 millones de personas de Pueblos Indígenas, Pueblos Afrodescendientes y comunidades locales reclaman, habitan y administran los ecosistemas más importantes de la Tierra, incluidos sus bosques.

Por ello, garantizar sus derechos y seguir su orientación es una poderosa oportunidad de abajo a arriba para abordar las amenazas catastróficas a las que se enfrenta el planeta.

RRI estima que el 33 % del carbono de los bosques tropicales de la Tierra está en riesgo si no se reconocen los derechos de las comunidades a sus tierras, por lo que garantizar estos derechos evitaría entre 1,1 y 7,4 Gt de dióxido de carbono (C02) de emisiones a la atmósfera.

“Clarifi llena un vacío crítico en el actual ecosistema de financiación para los derechos comunitarios y la conservación, y transformará la arquitectura de la financiación climática mundial canalizando los fondos directamente a las iniciativas indígenas y comunitarias a escala, y sirviendo también como fiduciario de confianza para los fondos a nivel nacional y regional establecidos por las organizaciones dirigidas localmente”, señaló la coordinadora de RRI, Solange Bandiaky-Badji.

Reconocimiento de sus tierras

Estos fondos permitirán “la financiación específica, la coordinación y la promoción a varios niveles”, asimismo permitirá y “capacitará a los pueblos locales para ampliar la cartografía y el reconocimiento formal de sus tierras, y para desarrollar y aplicar sus propios planes de gestión y conservación”.

El diseño y la implementación del mecanismo Clarifi están guiados por un Consejo Asesor de Indígenas y titulares de derechos comunitarios, de Asia, África y América Latina, junto con socios de RRI y C4N.

Paralelamente a las subvenciones a gran escala, también proporcionará apoyo técnico y organizativo. Esta creación de capacidades será un elemento clave de su enfoque para aprovechar las organizaciones locales existentes que están apoyando eficazmente la tenencia colectiva y la gobernanza en todos los ecosistemas mundiales.

Según la nota, Clarifi concederá fondos para promover los objetivos de justicia, clima, conservación y desarrollo en cualquier parte del mundo. Su objetivo es conceder subvenciones de entre 100.000 y 1 millón de dólares, así como apoyar a las organizaciones de titulares de derechos como mecanismo financiero de paso para subvenciones mayores de entre 5 y 50 millones de dólares. EFEverde

 




Secciones: