"Me quiere, no me quiere", guía para cuidar tus plantas y no matarlas

PLANTAS SOSTENIBILIDAD

“Me quiere, no me quiere”, guía para cuidar tus plantas y no matarlas de pena

Taller de Casa Protea. Foto: Christian Neumann

Por Isabel Martínez Pita. EFE.- "Me quiere, no me quiere", no es la retahíla de un enamorado/a ante una margarita, es el libro de principios básicos para cuidar las plantas, publicado por el artista, Jesús Monteagudo, y el arquitecto, Pancho Doren, para dar a conocer las condiciones que han de tener las plantas de interior.

“Me quiere, no me quiere. Guía para no matar tus plantas ni de amor ni de pena” es un libro introductorio y básico en el que se resumen las características de las distintas familias de plantas y los cuidados que requieren cada una de éstas en el interior de nuestra casa, para que puedan vivir con alegría y dar alegría a sus moradores.

plantas

Jesús Monteagudo y Pancho Doren en el taller de su centro “Casa Protea”. Foto: Christian Neumann.

Los autores de este pequeño libro de consejos son, además, los fundadores de Casa Protea, situado en el barcelonés barrio de Gracia y donde se puede experimentar la sensación de estar en un vergel.

Casa Protea, un vergel en el barrio de Gracia barcelonés

La Casa Protea que Pancho y Jesús han instalado en este barrio emblemático de Barcelona, no solo es una tienda al uso, es también un taller donde los amantes de las plantas pueden compartir conocimientos y experiencias. Es un lugar para quedarse un rato y disfrutar del ambiente verde que inunda el local.
plantas

Planta cultivada en Casa Protea. Foto: Christian Neumann:

 

 

 

 

“A falta de un bosque al que ir a retirarse a vivir como Thoreau a Walden (Henry David Thoreau, Concord, Massachusetts, EE.UU, 1817-1862, considerado como el padre del ecologismo y autor de Walden) se puede ira a Casa Protea, un nuevo punto de encuentro para todos los que aman el verde, la naturaleza, las flores y toda la belleza que nace en la tierra”, reza la página web de Casa Protea.

“Llamar amor o pena en el trato que puedan tener las plantas”, es una frase que se refiere a “la pena que sería librarte de ellas y, el amor, al cuidado excesivo que tiende a asociarse con un exceso de riego, ya que las estadísticas muestran que el 80 por ciento de las plantas mueren por exceso de agua”, señaló Jesús.

Lo que aconseja Jesús Monteagudo es identificar las plantas para saber los tratamientos básicos que tienen que tener para su mantenimiento como son el riego, la luz y la temperatura.

. Plantas de interior, “una invención humana”

Para los fundadores de Casa Protea, “todas las plantas son de exterior. La categoría “‘planta de interior'” es una invención humana con el deseo de llevar la naturaleza a nuestros hogares o conservarla en jardines botánicos”.

Pero Jesús aseguró que “vivir con plantas es indiscutiblemente mejor que vivir sin ellas”.

En el libro se especifican algunas de las familias de plantas para que se puedan identificar y de esta forma darlas el tratamiento que requieren. Las plantas de interior se dividen en suculentas, tropicales, plantas de aire y plantas caudiciformes y las plantas que pertenecen a cada uno de estos géneros tienen su propia forma de ser tratadas, que se concretan en “Me quiere, no me quiere”.

Los consejos generales que ofrecen Jesús y Pancho son: “El crecimiento de una planta depende en gran medida de cuánto espacio tenga para desarrollar sus raíces. Algunas pueden tolerar pasar años en el mismo tiesto, pero todas, en algún momento, necesitarán una casa nueva y más grande” porque, en caso contrario, se detendrá o limitará su crecimiento.

La mejor época para trasplantar es la primavera, aunque también podemos esperar a finales de verano o inicios de otoño. Se aconseja no hacerlo nunca en invierno o en pleno verano. En invierno, la gran mayoría de las plantas entran en estado de reposo y no muestran demasiados signos de crecimiento.
plantas

Jesús Monteagudo observando el cuidado de una de sus plantas. Foto: Christian Neumann

La sabiduría de las plantas medicinales de los capuchinos en un libro

Casi 600 especies de plantas se han extinguido y lo hacen a gran velocidad

 




Secciones: