DESARROLLO SOSTENIBLE

La mayor demanda de metal pone en riesgo la transición energética, según un informe

decretos renovables Amanecer sobre una planta eólica próxima a Sehnde (Alemania). EFE/Julian Stratenschulte

Las transiciones energética y digital están “en riesgo” ante la creciente necesidad de metales cuyo suministro “no está garantizado a corto y medio plazo” en la Unión Europea (UE), según un informe publicado por la Green European Foundation (GEF) y otras fundaciones europeas.

El documento “Metales para una Europa verde y digital. Un plan de acción” advierte de que los recursos necesarios para la captación y almacenamiento de energías “casi infinitas” como la solar o la eólica no son renovables y que la “ingente cantidad” de tierras raras y metales estratégicos necesarios provocará un “cuello de botella” en el suministro.

Ello obligará a elegir entre dar prioridad a la emergencia climática o a la intensificación de la digitalización porque “ambos objetivos compiten por los mismos materiales”, alertó el presidente del grupo español Transición Verde, Pepe Larios.

De acuerdo con los datos facilitados por la Comisión Europea, para 2030 la UE necesitaría hasta 18 veces más litio y 5 veces más cobalto que su consumo total actual solo para las baterías de los coches eléctricos y el almacenamiento de energía, una cifra que aumentaría a casi 60 veces más litio y 15 veces más cobalto en 2050.

Respecto a las tierras raras -los materiales incluidos en el grupo del escandio, el itrio y los quince lantánidos- que se utilizan para fabricar coches eléctricos, turbinas eólicas o dispositivos digitales, su demanda podría multiplicarse por 10 para esa fecha.

Así, la escasez de metales en la UE será económica -por la falta de oferta-, física -por el incremento anual previsto del 3 % en el ritmo de extracción- y geopolítica -por la dependencia de Europa de otros países como la República Democrática del Congo, que posee el 60 % del suministro mundial de cobalto, o China, que ostenta el 98 % del abastecimiento de tierras raras.

La falta de estos metales estratégicos en Europa, sumado a la suciedad medioambiental generada por la minería, “debe obligar a una seria economía en el uso de recursos, destinándolos a los productos más rentables socialmente”, añadió Larios, quien aseguró: “debemos asumir que tendremos que consumir menos”.

El informe incluye un plan de acción con propuestas políticas para los distintos niveles de la administración: desde prohibir la obsolescencia programada hasta introducir bonificaciones de retorno o depósitos a todos los aparatos que “contengan metales”, reducir o suprimir el IVA en los servicios de reparación y mantenimiento o trabajar en una “reducción ambiciosa de la propiedad privada de automóviles” mejorando a cambio el transporte público, entre otras. EFEverde

 




Secciones:            
EFEverde, la plataforma global de periodismo ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com