PÁJAROS BARCELONA

Más de 140.000 pájaros de 83 diferentes especies viven en Barcelona, según Atlas

Más de 140.000 pájaros de 83 diferentes especies viven en Barcelona, según Atlas Foto de archivo de un herrerillo común en Guialbes (Girona). EFE/Robin Townsend

Unos 140.000 pájaros de 83 especies viven en Barcelona, según el primer Atlas de aves nidificantes realizado en la capital catalana, con datos recopilados entre 2012 a 2015.

El comisionado de Ecología del Ayuntamiento de Barcelona, Frederic Ximeno, ha presentado hoy el Atlas, que tiene por objetivo “dar a conocer cuáles son y dónde se encuentran las especies de aves que se reproducen en la ciudad así como el número de ejemplares de cada una de ellas”.

Patrimonio natural de la diversidad biológica

Se trata de un proyecto impulsado por el Ayuntamiento de Barcelona, el Instituto Catalán de Ornitología, la Universidad de Barcelona y el Zoo de Barcelona para poner en valor el patrimonio natural de la diversidad biológica de la ciudad y en el que han participado más de 300 personas, entidades y asociaciones, según ha explicado Ximeno.

Según el Atlas, Barcelona tiene un número elevado de especies de aves nidificantes a pesar de la alta densidad de urbanización del municipio, que representa el 0,3 % de la superficie total de Cataluña y donde crían el 36 % de todas las especies de aves nidificantes presenten en la comunidad catalana.

La publicación recoge información de las 83 especies que nidifican en la ciudad, 10 exóticas y 73 autóctonas, tanto en su parte urbana como en el resto del término municipal, incluyendo el Parque Natural de la Sierra de Collserola.

Mirlos, carpinteros, picapinos y más

De entre las aves urbanas, en el grupo de las autóctonas, el Atlas destaca el mirlo, que habita en todos los parques y jardines, hasta especies más escasas como los pájaros carpinteros verde y picapinos, que sólo están en Collserola y los parques de la zona alta.

En general, las autóctonas son especies forestales que encuentran cobijo en los jardines y en los árboles de las calles, como los herrerillos o especies propias de rocas y acantilados que crían en los agujeros de los edificios que se parecen a su hábitat natural, como ocurre en el caso de vencejos y ballesteros.

En cambio, en el caso de las palomas, es una especie semi-doméstica que se ha acostumbrado al ambiente urbano.
De entre las aves exóticas, el Atlas destaca las cotorras, de las que identifica hasta 6 especies diferentes que anidan en la ciudad. Efeverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies