DESARROLLO SOSTENIBLE

Marko Erman (Thales): Tecnología es parte de la solución a cambio climático

EFE/ Quique Curbelo/ Archivo

La alta tecnología, como el 5G o la Inteligencia Artificial (IA), permite lograr soluciones para muchos problemas generados por el cambio climático y no debe ser considerada como “causante de problemas” para el medioambiente, ha asegurado el director científico de la compañia Thales Group, Marko Erman.

Erman ha expuesto este jueves durante una conferencia virtual las estrategias de la empresa y ha asegurado que “la contribución de la alta tecnología al medio ambiente debe empezar hoy y no en el largo plazo”.

Porque el cambio climático es un “problema global, no de un país concreto”, ha explicado el director científico de la compañía francesa de electrónica, fabricante de sistemas de información y servicios para empresas del sector aeroespacial, de defensa y de seguridad.

El experto es un firme defensor de la transición del Big Data al Smart Data, a la hora de facilitar una mayor comprensión de los fenómenos climáticos.

Y para ello la compañía ha diseñado satélites que se utilizan en los sistemas de observación de la Tierra del Sistema europeo Copernicus y de Meteosat o BlackSky, entre otros.

Estos sistemas satelitales contribuyen a facilitar a los científicos y responsables de la toma de decisiones datos vitales para el monitoreo ambiental, la oceanografía y la meteorología.

Un ejemplo de la alta tecnología diseñada por Thales Alenia Space es el satélite “Swot”, dentro del programa de la NASA y el Centro Nacional de Estuidos Espaciales (CNES) de Francia para una misión de oceanografía e hidrología.

Swot ayudará al estudio del impacto de la circulación costera en la vida marina , los ecosistemas, la calidad del agua y las transferencias de energía, y, gracias a ello, los científicos tienen la capacidad de crear modelos más precisos de las interacciones entre los océanos y los mares.

Además, el satélite permite la obtención de datos más precisos tanto a oceanógrafos como a hidrólogos, con los que estos últimos pueden evaluar el estado de las aguas superficiales continentales para estudiar los cambios en su almacenamiento.

En cuanto a la movilidad, Erman ha asegurado que el objetivo es conseguir un “futuro bajo en carbono”, y ha apuntado al tren como un medio “muy sostenible de viajar”, puesto que el “nivel de impacto de carbono por pasajero es bajo”.

Sin embargo, ha explicado que están trabajando para transformarlo en un medio de transporte aun más respetuoso con el medio ambiente.

Según el científico, aplicar robótica avanzada al ferrocarril permite aumentar el número de vehículos circulantes, optimizar el consumo de energía y potenciar la eficiencia.

La tecnología GreenSpeed- que ya se comercializa en algunos países- optimiza la conducción del tren y, gracias a ella, se reducen las emisiones hasta en un 15 %.

Erman ha incidido en dejar de ver a la alta tecnología, como el 5G o la Inteligencia Artificial como “parte del problema”, y percibirla como parte de la “solución” a muchos problemas medioambientales.

La empresa también busca optimizar el sector aeronáutico y prevén que para 2023 tendrán capacidad para reducir un 10 % la huella de carbono de los aviones. EFEverde




Secciones:        
Plataforma global de periodismo ambiental y científico de la Agencia EFE (EFEverde y EFEfuturo) www.efeverde.com y www.efefuturo.com