CRISIS CLIMÁTICA

Alertan de que el mar Mediterráneo se ha calentado 1 grado en los últimos 35 años

Playa Mar Rabiosa de Pulpí (Almería). EFE/ Carlos Barba/Archivo

El calentamiento medio del mar Mediterráneo peninsular ha sido de un grado en los últimos 35 años, un incremento que se produce fundamentalmente en los meses de junio y julio, cuando el ascenso alcanza los dos grados, y que evidencia que el verano “empieza antes, dura más y es más intenso”.

Así lo recoge el último informe científico sobre cambio climático en el Mediterráneo, coordinado por el catedrático de Análisis Geográfico Regional de la Universidad de Alicante, Jorge Olcina, y el catedrático de Geografía Humana de la Universidad de Valencia (UV), Joan Romero, que se ha presentado este miércoles en el Jardín Botánico de Valencia.

El estudio refleja asimismo que el mar Mediterráneo se calienta “entre dos y tres veces más” que los océanos en el ámbito global; que el calentamiento es el doble de rápido en las zonas de interior y altas que en la franja litoral; y que el mes de junio ha dejado de ser climáticamente primaveral para ser “totalmente estival”.

Lluvias

Respecto a las precipitaciones, evidencia una pérdida destacable de las precipitaciones en las cuencas del Segura y Júcar -especialmente grave en esta última, con una reducción del 20 % de lluvia anual-, mientras disminuye la frecuencia de lluvias moderadas en favor de las extremas, que favorecen fenómenos como la DANA o las ciclogénesis.

El catedrático Jorge Olcina ha destacado entre las conclusiones que el proceso de calentamiento “ya está aquí”, y se evidencia en la pérdida de confort térmico por las noches, muy vinculado al aumento de la temperatura del agua del mar, que ha multiplicado las noches tropicales en la Comunidad Valenciana (que no bajan de 20 grados) e incluso tórridas (no bajan de 25).

Además, ha explicado que “está cambiando la forma de llover”, y actualmente las ciudades no están preparadas para las lluvias intensas que se están produciendo, y que un Mediterráneo “cálido” es un mar que “altera” los procesos atmosféricos, una evolución “bastante preocupante” como se vio en la DANA de la Vega Baja, en Alicante.

Crisis climática

Según Olcina, el cambio climático es “una oportunidad para hacer las cosas mejor”; hay “soluciones” desde la técnica, la ingeniería, la buena planificación del territorio o la adaptación de los cultivos y de los destinos turísticos; y es “un tema de Estado”, el más importante del siglo XXI, en el que “no hay signo político posible”.

El catedrático Joan Romero ha dicho que, ahora que se conocen “bastante bien” los procesos y los impactos del cambio climático, “empieza a ser ya el tiempo de las políticas”, pues sigue habiendo demasiada distancia entre ambos, y ha aseverado que “aplanar la curva del cambio climático” será uno de los retos de esta década.

La catedrática de Geografía Física de la UV María José López, que ha trabajado durante años sobre el mar, ha indicado que este es “un regulador térmico”, y que el aumento de la temperatura del Mediterráneo afecta a la distribución de las especies y conlleva fenómenos como las ciclogénesis.

La catedrática de Geografía Física de la UV María José Estrela ha alertado de que, si no se ponen medidas, se va a una situación “bastante dramática”, y es el momento de actuar, pues se dice que esta es la última generación que puede intentar poner freno al reto del cambio climático. EFEverde

 




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com