EMISIONES CO2

Comprar productos de segunda mano y ahorrar 700.000 toneladas de CO2

Comprar productos de segunda mano y ahorrar 700.000 toneladas de CO2 Captura web de la página oficial de vibbo

La actividad de los usuarios españoles de vibbo, la plataforma para la compraventa de artículos de segunda mano, redujo el impacto medioambiental de CO2 en cerca de 700.000 toneladas en 2016.

Esta es la principal conclusión del estudio “Second hand effect”, realizado por esta plataforma comercial y el Instituto de Investigación Medioambiental de Suecia, el cual pone de manifiesto que la compraventa de artículos de segunda mano es una tendencia que no ha dejado de crecer en los últimos años impulsada por la telefonía móvil, una tendencia que también ahorra en CO2.

Además de la evidente motivación económica, comprar y vender objetos de segunda mano representa también un ahorro en impacto medioambiental; en concreto, los usuarios españoles de vibbo -10 millones mensuales- han conseguido ahorrar potencialmente 700.000 toneladas de CO2, detalla la plataforma en una nota de prensa.

Esta cantidad es equivalente a eliminar todas las emisiones que producen 930.000 españoles en un solo mes, lo que en palabras de la responsable de estudios de vibbo, Beatriz Toribio, “se revela como una consecuencia positiva para el medio ambiente relacionada con el aumento del consumo responsable al usar plataformas de segunda mano”.

Los vehículos y artículos del hogar, los que más ahorran en CO2

Este informe sostiene que la venta de un producto de segunda mano evita la producción de uno nuevo e impide las emisiones de CO2 que eso conlleva.
En este sentido, revela que el ahorro en CO2 se ha visto incrementado en un 11 % respecto al año 2015, siendo la compraventa de vehículos de segunda mano la que más CO2 ahorró en 2016 a través de la app y web de vibbo, con 539.282 toneladas de dióxido de carbono.

Con un nivel de ahorro bastante inferior pero en segunda posición, se sitúan los artículos de hogar y electrónica, con 71.889 y 63.235 toneladas de CO2 potencialmente ahorradas.

Se trata de tres categorías de artículos complejos que precisan una gran cantidad de energía, agua y materiales para su producción, por lo que las pequeñas variaciones en la compraventa afectan en gran medida al ahorro en CO2, según los responsables de este estudio.

En la misma nota, la organización ecologista WWF considera que el informe “Second Hand Effect” es una “contribución importante” para ayudar a los consumidores a seleccionar los objetos más respetuosos con el medio ambiente.

En palabras de Karin Lindwall, de WWF, “los mercados de segunda mano tienen un efecto considerablemente beneficioso para el medio ambiente, haciendo posible que los bienes de consumo se reutilicen muchas veces antes de su reciclaje”. Efeverde




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com