CRISIS CLIMATICA

Los suizos rechazan en referéndum una tasa para reducir las emisiones de CO2

Imagen de archivo de montañas suizas. EFE/EPA/LAURENT GILLIERON

Ginebra, 13 jun (EFE).- Los ciudadanos suizos rechazaron hoy en un referéndum una tasa climática que preveía una serie de medidas para reducir en un 50 % las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de aquí a 2030, con respecto a 1990, y limitar el calentamiento global a 1,5 grados, honrando así los compromisos de Suiza en el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático.

La iniciativa, que fue rechazada por un margen muy estrecho (51 %), era apoyada por el Gobierno, la gran mayoría de partidos políticos y una parte de los actores económicos, mientras que el partido de ultraderecha UDC se oponía, con el apoyo de los sectores vinculados al petróleo y a la industria agroalimentaria, principalmente.

Sin embargo, en el voto de la gente pesó más la idea de que esta tasa hubiera podido suponer un ligero aumento de la gasolina y al diesel, y hubiese tenido un impacto en el precio de los billetes de avión para los vuelos que salen de Suiza,  así como en el combustibles utilizado para la calefacción.

El argumento del gobierno de que esta tasa climática era redistributiva, es decir que a cambio la ciudadanía hubiese recibido una compensación económica directa -a través por ejemplo de la reducción de la mensualidad de los onerosos seguros médicos (en Suiza el acceso a la salud pasa por seguros que se contratan a través de aseguradoras privadas)- no convenció lo suficiente.

La iniciativa planteaba que la mitad del dinero recogido a través de la tasa climática iba a ser destinado a un Fondo para el Clima, que hubiese servido para incentivar a las inversiones, innovaciones y nuevas tecnologías favorables a la protección del clima.

La “Ley CO2”, como se conocía a este conjunto de medidas,  también obligaba a los vendedores de vehículos a proponer unidades cada vez más eficientes en términos de emisiones.

Los oponentes a la iniciativa la juzgaban demasiado costosa e ineficaz, pero los analistas que han pasado revista al resultado del reférendum creen que éste ha sido planteado en un mal momento, al coincidir con un entorno económico difícil debido a la pandemia de la covid-19.

Hace algunas semanas, los sondeos indicaban que esta tasa climática contaba con un amplio apoyo ciudadano, el cual se fue erosionando a medida que los oponentes exponía los probables costos para los hogares.

Por otra parte, los suizos también rechazaron, por un 60 % de votos, sendas iniciativas que buscaban prohibir el uso de pesticidas.

La primera iniciativa, denominada “Por un agua potable limpia y una alimentación sana” proponía condicionar las subvenciones destinadas a los agricultores suizos al respeto de medidas mucho más estrictas para proteger las aguas, incluidas las capas freáticas, y la biodiversidad.

La segunda iniciativa buscaba prohibir totalmente el uso de los pesticidas sintéticos en todo el país, así como la importación de los productos alimentarios que los contuvieran.

Prácticamente todas las asociaciones de agricultores, incluso algunas dedicadas a la agricultura ecológica, estaban en contra de ambas propuestas, que juzgaban extremas, que podían provocar una caída de la producción local y, en última instancia, poner en peligro el aprovisionamiento de alimentos en Suiza. EFE

is/amg




Secciones:            
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com