Los simios tiene más diversidad genética que … los humanos

Los simios tiene más diversidad genética que ... los humanos

Un estudio coordinado por investigadores del Instituto de Biología Evolutiva de Barcelona ha constatado, por primera vez, que hay más diferencias genéticas entre las reducidas poblaciones de grandes simios que entre los 8.000 millones de seres humanos que pueblan la Tierra.

El trabajo, que es fruto de una colaboración entre centros de diversos países, ha sido dirigido desde el Instituto de Biología Evolutiva (Universidad Pompeu Fabra UPF-CSIC) por el investigador de biología evolutiva Tomàs Marquès Bonet, en colaboración con la Universidad de Washington (Seattle-EEUU).

 

Según ha explicado a Efe Tomàs Marquès, a pesar de que físicamente parece haber más diversidad física en la especie humana que entre individuos de las especies de grandes simios, han hallado que “los genomas humanos muestran una variabilidad muy reducida en comparación con el genoma de la mayoría de los grandes simios”.

 

Los resultados del trabajo, el mayor estudio comparativo sobre el genoma de los simios, servirán para entender mejor la evolución de las especies de primates, pero también para identificar el origen de los ejemplares víctimas de la caza y el comercio furtivos y mejorar los programas de cría en cautividad.

 Dos a uno

El estudio, que ha sido publicado hoy en la revista “Nature”, ha comprobado que los genomas de una pareja de orangutanes, por ejemplo, difieren en más de dos por cada mil parejas de bases genéticas, en contraste con solo una de cada mil parejas de diferencia entre dos seres humanos.

 

Según ha dicho a Efe el coautor del estudio, Javier Prado-Martínez, esta reducción en la diversidad genética es normalmente el resultado de un proceso llamado ‘cuello de botella’, que consiste en un descenso drástico del número de individuos de la población en el pasado.

 

Este estudio supone un análisis muy detallado de la diversidad genética de los grandes simios -chimpancés, gorilas y orangutanes-, que componen el grupo de especies vivas más próximas a los seres humanos.

 

Hasta ahora se habían hecho más progresos en el estudio del genoma mediante la secuenciación de individuos humanos, pero se había dejado de lado a los primates, sobre todo por las dificultades para obtener muestras de estas especies en peligro de extinción.

 

La colaboración con grupos conservacionistas ha permitido trabajar con material genético de primates salvajes, lo que ha hecho posible secuenciar, por primera vez, los genomas de un gran número de individuos de las seis especies de grandes simios de África y de Asia suroriental.

 

“La obtención de este material genético es muy relevante debido a la rápida disminución de las poblaciones de simios en todo el mundo y podría ayudar a mejorar la gestión de los simios en libertad, así como de las poblaciones en cautividad”, ha dicho Marquès.

 

La mayor variedad genética de algunos primates los convierte en una mejor fuente para estudiar la variabilidad del genoma que los seres humanos, según ha declarado el director del estudio.

 

“Al mismo tiempo, podemos aprender más sobre nuestra historia genética, ya que con algunos simios, como los chimpancés, compartimos un antepasado común relativamente reciente, que vivió hace seis millones de años”, ha añadido el doctor en Biología. EFEverde

 

 

 




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies