OCEANO #OUROCEAN

Los satélites de Europa al servicio de la conservación marina

  • Los satélites del programa Copérnico vigilarán la contaminación de vertidos de petróleo, así como la pesca ilegal.

Los satélites de Europa al servicio de la conservación marina Recreación satélite Copernicus. EFE/UE

La Unión Europea (UE) pondrá los satélites del programa Copernicus al servicio de la investigación de los océanos y del control de las actividades ilegales en los mismos, con un total de 27 millones de euros de inversión para los próximos dos años.

Tanto la alta representante de Política Exterior y vicepresidenta de la Comisión Europea, Federica Mogherini, como el comisario de Medio Ambiente, Karmenu Vella, han coincidido en destacar este compromiso de entre los 36 registrados por la UE en la conferencia global “Nuestro Océano“, que se celebra hoy y mañana en Malta.

Los compromisos de la Comisión, que suponen una inversión de 560 millones, no sólo afectan las aguas europeas sino los mares de todo el mundo, ya que según destacó Vella en rueda de prensa “estar comprometidos con los océanos no sólo implica actuar a nivel regional”.

Vigilantes del océano

En esa línea, los satélites del programa Copérnico vigilarán la contaminación de vertidos de petróleo, así como la pesca ilegal, no declarada ni reglamentada, en el Nordeste del Atlántico, en el Mediterráneo, el Báltico, el mar Negro, las zonas del Pacífico donde operan barcos europeos y las aguas que rodean las Islas Canarias.
Además, Copernicus creará indicadores de vigilancia de los océanos, en particular sobre bioquímica y alteraciones introducidas por el cambio climático, que serán analizados y publicados en un informe sobre el estado de los océanos que estará disponible a finales de 2018.

No obstante, la mayor partida de los compromisos de la UE, más de 250 millones, irán a financiar la investigación e innovación marina, con 40 para fomentar el transporte acuático bajo en emisiones contaminantes y 30 millones para promover energías limpias en el mar.
Habrá 12 millones para luchar contra la basura marina y otros contaminantes en los países miembros; y 50 millones para la iniciativa BLUEMED, que tiene como fin lograr un mar Mediterráneo “saludable, productivo y resiliente mediante la ciencia y la investigación”, subrayó Vella.

Océanos y cambio climático

Entre los compromisos relacionados con el cambio climático, la UE invertirá 10 millones en un proyecto conjunto con la Organización Marítima Internacional para establecer cinco centros de cooperación en materia de tecnología marítima (África, Asia, el Caribe, América Latina y el Pacífico) que apoyarán a los países en desarrollo en la reducción de emisiones del transporte marítimo.

En protección de ecosistemas, la UE ha comprometido 20 millones para financiar la ordenación de zonas marinas protegidas en los países de África, el Caribe y el Pacífico a través del programa BIOPAMA II.

Otro de los grandes anuncios ha sido la creación de una Zona de Pesca Restringida (ZPA), de al menos 2.700 kilómetros cuadrados, para proteger un hábitat esencial de cría y desove de numerosas especies marinas fuera de las aguas territoriales de Italia y Croacia, en una zona de aguas profundas de la cuenca Jabuka/Pomo Pit, en el mar Adriático.

En pesca sostenible, los compromisos más relevantes son 15 millones, en el marco del programa PESCAO, para la mejora de la gobernanza de las pesquerías regionales de África Occidental con el objetivo de poner en marcha una coordinación regional contra la pesca ilegal.

Otros 5,7 millones irán a apoyar a la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) para salvar especies pesqueras del Mediterráneo y proteger la riqueza ecológica y económica de la región.

Para mejorar la seguridad marítima, se destinarán 37,5 millones a luchar contra la piratería en el litoral suroriental de África y en el Océano Índico.
En contaminación marina, la UE lanzará WISE-Marine, un portal de información para una mejor gobernanza de los océanos, y sufragará a los Estados miembros para que apliquen la directiva marco sobre la estrategia marina que pretende que la aguas europeas presenten un buen estado ambiental en 2020.

La UE promete también un plan para reducir los vertidos de plásticos y otro para disminuir los deshechos de buques y residuos de carga a más tardar a finales de 2017; y sostiene que para esta fecha habrá eliminado todos los vasos de plástico desechables colocados en fuentes de agua y máquinas expendedoras en todos sus edificios y reuniones.

Alejados del verdadero problema

La directora de políticas de la Fundación Oceana Europa, María José Cornax, ha declarado a Efe que la inversión en investigación y control en otras regiones “es muy buena iniciativa, pero nos aleja del verdadero problema, la falta de conservación de los mares europeos, y, en particular, de la crisis ambiental del Mediterráneo”.

Cornax ha criticado que, teniendo los países del Mediterráneo el compromiso de declarar toda una red de áreas marinas protegidas de interés pesquero para 2018, la UE llegue a esta conferencia con la declaración de solo una, en el Adriático.

Por su parte España registró en la cumbre ocho compromisos para salvar los océanos, entre los que destaca la creación de una gran área marina protegida denominada “Corredor de Cetáceos Mediterráneo”  o la ampliación de sus aguas protegidas hasta el 10 por ciento gracias al proyecto integrado de la Unión Europea Life Intemares 

Life INTEMARES

El ambicioso proyecto de conservación LIFE IP INTEMARES será el encargado de cumplir con otras dos promesas inscritas por España: proteger al menos, el 10% de sus aguas para el año 2020 e invertir 50 millones para la gestión de las áreas marinas protegidas, así como impulsar la sostenibilidad de la economía azul a través del emprendimiento y la sensibilización ambiental.

Uno de los últimos en intervenir en la conferencia fue el exsecretario de Estado estadounidense y fundador de “Nuestro Océano”, John Kerry, quien dijo que el tiempo le ha demostrado la gran idea que tuvo su departamento cuando, en 2014, decidió poner en marcha un movimiento para situar la conservación de los océanos en el centro de la agenda internacional. Efeverde

EFEverde




Secciones:                
Periodista ambiental de la Agencia EFE. Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad 2017. 2013/14 Knight Science Journalist Fellow en MIT y Harvard. Investigadora de la comunicación del cambio climático en la Universidad de Oxford.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies