BIODIVERSIDAD RATONES

Los ratones esparcen mejor las bellotas por el bosque sin depredadores cerca

Los ratones esparcen mejor las bellotas por el bosque sin depredadores cerca

Los ratones de campo, animales dispersantes de semillas, esparcen mejor las bellotas por el bosque cuando no éstos no "huelen" a jineta, uno de sus depredadores, según un estudio del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF).

Cuando los roedores (Apodemus sylvaticus) perciben el olor a jineta (Genetta genetta), el miedo les hace estar en alerta y ser “más cautos” en sus movimientos, con lo que no dedican tiempo a buscar y recolectar bellotas, explica CREAF en un comunicado.

El estudio, realizado en el parque natural de Collserola (Barcelona), concluye que estos animales cambian su manera de buscar y manipular bellotas según los diferentes tipos de peligro que detectan a través del olfato.

De este modo, cuando los ratones detectan el olor de otros ratones, con los que compiten por el alimento, dedican tiempo a localizar las “mejores” bellotas y para evitar que les “roben” el alimento, esconden algunas y rápidamente, se llevan otras.

Esta diferencia de comportamiento en función de cómo huela el territorio puede tener consecuencias a una escala mayor en la regeneración natural del bosque y en la distribución de las plantas.

“Cuanto mayor sea la proporción de semillas enterradas por los ratones, mayor será la probabilidad de que germinen nuevas plantas, por lo tanto, a la planta le interesa que haya una buena población de roedores y no de jinetas“, indica Alberto Muñoz, investigador del CREAF, centro asociado al CSIC.

Para realizar el experimento, los investigadores colocaron cerca de las bellotas en algunos casos algodones impregnados sólo con agua (inodoros); en otros, con agua mezclada con excrementos de ratones; y en otros, con agua mezclada con excrementos de jinetas. Frente a los grupos de bellotas instalaron cámaras de filmación para estudiar todo el proceso.

La investigación también evidencia que las especies de un ecosistema están “muy interconectadas”: la presencia de un carnívoro, que no come bellotas, también puede afectar a la distribución de especies como el roble o la encina.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=S0TCJNrkStE[/youtube]

El estudio, publicado en la revista Functional Ecology, ha sido realizado por investigadores del CREAF de la Universidad Complutense de Madrid y del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos. EFE




Secciones:        
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies