ITALIA TERREMOTO

Los pueblos italianos destruidos temen lentitud en la reconstrucción

  • Temen por lo ocurrido en L´Aquila,  todavía una gigantesca obra a cielo abierto

  • Este terremoto ha hecho desaparecer muchos monumentos históricos

  • Sorprende la respuesta de edificios reconstruidos tras el seísmo de 2009 como el hospital de Amatrice

Los pueblos italianos destruidos temen lentitud en la reconstrucción Los pueblos devastados por el terremoto temen lentitud en la reconstrucción. EFE/M. Percossi

Cristina Cabrejas.- Efeverde.- El reloj del campanario de Amatrice se detuvo a las 3:36 del miércoles por el terremoto que sacudió el centro de Italia, casi a la misma hora del seísmo que devastó en 2009 L'Aquila, aún por reconstruir y cuyo destino temen se repita los pueblos ahora destruidos.

Ya se detecta inquietud en estas localidades por que la reconstrucción no se complete nunca y sus habitantes tengan que vivir en campamentos de casas prefabricadas.
Amatrice, Arquata del Tronto, Pescara del Tronto o Accumoli son algunas de los pueblos que han quedado prácticamente destruidos tras el seísmo de 6 grados en la escala abierta de Richter ocurrido ayer en el centro de Italia.

Siete años después del temblor de las 3:39 del 6 de abril de 2009, con miles de millones invertidos, juicios por la corrupción en las contratas de reconstrucción y sonadas condenas por la falta de prevención, el centro histórico de L’Aquila sigue cerrado y en obras.

L´Aquila, una gigantesca obra a cielo abierto

Desde 2010 hasta mayo de 2015 ha sido reconstruido el 95 % de la periferia y 43.000 desplazados han regresado a sus casas, siempre según los datos del consistorio, pero el centro sigue siendo una gigantesca obra a cielo abierto y además de las viviendas tampoco se han podido reconstruir algunas de los edificios e iglesias de importante valor artístico.

En varias localidades de la región de Abruzzo, sobre todo los pequeños pueblos de montaña donde se produjeron importantes daños, muchos de sus habitantes siguen viviendo en pequeñas viviendas prefabricadas ya que sus casas en piedra quedaron completamente destrozadas y aún no se han reconstruido.

En el terremoto del L’Aquila hubo 309 muertos, cerca de 1.600 heridos y 65.000 personas se quedaron sin hogar; en este nuevo seísmo se llevan ya contados 247 muertos, pero la cifra está destinada a subir.

La diferencia con el terremoto del 6 de abril de 2009 es que las localidades afectadas son mucho más pequeñas que L’Aquila pues el municipio más afectado, Amatrice, cuenta con 2.646 habitantes y el resto de pueblos destruidos no superan los 700 cada uno.

El exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi, (d), y el presidente estadounidense Barak Obama, pasean por Onna, tras el terremoto de 2009.

El exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi, (d), y el presidente estadounidense Barak Obama, pasean por Onna, tras el terremoto de 2009. Italia fue anfitriona en L´Aquila de una reunión del G-8. EFE/Shawn Thew

La mayoría de los fallecidos en esta ocasión eran veraneantes y hay muchos niños entre las víctimas, que eran personas que pasaban los meses estivales en las casas familiares y huyendo del calor romano.

Renzi: “queremos una reconstrucción verdadera” 

Por ello, el primer ministro italiano, Matteo Renzi, con la experiencia de lo que ocurrió en L’Aquila, aseguró ayer: “Queremos una reconstrucción verdadera para que los habitantes de estos pueblos puedan seguir manteniendo su comunidad y conserven el pasado de estas localidades, un pasado maravilloso que no puede quedar perdido”.
El alcalde de Arquata del Tronto, pueblo prácticamente en el suelo, afirmó que los habitantes de este pequeño pueblo desean “que sus casas sean reconstruidas donde estaban”.

“Arquata es un monumento histórico con sus casas del ‘Cinquecento'(siglo XV) y que tendrá que ser el símbolo del renacimiento. También Pescara del Tronto tiene su historia. La gente quiere quedarse aquí”, agregó.

destrozos en la historia de AmatriceAunque la prioridad es ahora recuperar los cuerpos y dar ayuda a los damnificados, desde el Ministerio de Bienes Culturales italiano se trabaja también para en cuanto se pueda acceder a las localidades cuantificar y valorar los daños al patrimonio artístico.
En Amatrice, incluido entre los “burgos” más bonitos de Italia y de enorme importancia turística y gastronómica, se han perdido monumentos de gran relieve como la Torre Cívica, construida en el siglo XV, la iglesia gótica de San Agustín y distintos palacios como el del Podestà, característico de la época medieval.
Ante ello, un desesperado alcalde de Amatrice, Sergio Pirozzi, lanzó ayer su llamamiento para que se empiecen a recoger fondos para la reconstrucción de un pueblo que vive prácticamente del turismo.

“Espero que no se me malinterprete, pero tenemos suficientes víveres. Lo que se necesitan son fondos para reconstruir. Aquí no ha quedado nada. Hay que pensar en la reconstrucción. No hay actividades comerciales. Ya no existe nada”, aseguro Pirozzi.

También han quedado destrozados además de Accumoli y Amatrice, algunos burgos medievales como Illica, Arquata y Pescara del Tronto, conocidos por su belleza.
Sobre los derrumbes de las pequeñas casas en piedra los expertos explican que poco se puede hacer, pero que sorprende que se hayan derrumbado o hayan sufrido importantes daños edificios que fueron reconstruidos después del terremoto de 2009 como el colegio o el hospital de Amatrice, que se supone que tendrían que respetar las normas antisísmicas. Efeverde




Secciones:                

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies