OSO PARDO

Los osos de la Red Natura 2000 se darán un “festín” de frutas

Los frutos de dieciocho mil árboles plantados en el Alto Sil (León), ancestral comarca minera y hoy espacio natural degradado, forman el "menú principal" de un proyecto pionero para restaurar el hábitat del oso pardo, el animal más grande de la fauna ibérica en peligro de extinción.

La comarca minera, integrada en la Red Natura 2000, muestra actualmente la evolución de los plantones sembrados durante el invierno pasado con los que se pretende alimentar durante el estío, cuando la comida más escasea, a unos 180 ejemplares de oso pardo de la población occidental cantábrica, la mas prolífica en plantígrados. 10-enero-2013-13-43-00-logotipo-del-proyecto-life-activa-tu-autentica-riqueza.-red-natura-2000_detalle_media (1)

En un acto celebrado en la comarca leonesa de Villablino se ha presentado el proyecto pionero “Mejora del Hábitat Osero en Entornos Mineros Degradados”, promovido por la Fundación Banco de Santander y la Fundación Oso Pardo (FOP) para la reparación del hábitat alimenticio y reproductor del oso pardo.

El objetivo del proyecto, financiado por la Fundación Banco Santander con 110.000 euros,  es la mejora del hábitat osero creando puntos de alimentación naturales adecuadamente repartidos por el territorio.

El director de la Fundación Banco Santander, Borja Baselga, ha destacado que el proyecto, además, busca conectar el corredor natural que existe entre las dos poblaciones oseras, zona cantábrica oriental y zona cantábrica occidental para favorecer la expansión del oso a lo largo de toda la cornisa cantábrica.

Una siembra en manos de jóvenes desempleados

La siembra, de forma manual, corrió a cargo de diez jóvenes desempleados de la comarca que durante los meses de invierno plantaron variados tipos de frutales, como el cerezo, manzano y mostajo, elegidos por su carácter autóctono y por el papel que desempeñan como fuente altamente nutritiva para el oso pardo.

La subpoblación osera occidental, que se distribuye por 2.800 km2 y es la más importante en cuanto a números de individuos, se extiende por los monte del Alto Sil, Asturias y en ocasiones Lugo; la oriental abarca Cantabria, montaña palentina y montaña oriental leonesa y cuenta con una menor presencia de este animal.

Ambas poblaciones oseras, separadas geográficamente, tienen también característica genéticas diferenciadas, aunque existe un incipiente y reducido intercambio demográfico que potencia la variabilidad genética.

Éxito de recuperación

Guillermo Palomero, presidente de la Fundación Oso Pardo, ha explicado la importancia de la recuperación del oso pardo en la cordillera, que se ha triplicado durante los últimos veinte años.

A su juicio, este aumento de la población viene marcado por la “paz social” que se ha logrado entre los vecinos, el descenso de los furtivos, del veneno y los lazos para cazarlos, y a la disminución de la consanguinidad.

“Se debe ir por delante de los conflictos con el oso para mejorar su integración en el hábitat, no perder el apoyo social ganado y desplazar de la sociedad al furtivo gallito que alardeaba de la caza del oso.”

Además ha insistido en la necesidad de tejer en colaboración con el ministerio de Medio Ambiente y las siete comunidades donde habita el oso pardo -Cataluña, Navarra, Aragón, Asturias, Castilla y León, Cantabria y Galicia- un “protocolo de actuación” ante osos familiares (los que no tienen miedo al humano) y problemáticos.

Los efectos de la crisis

Desde la FOP han alertado del riesgo que supone para este plantígrado la crisis económica que alarga hasta dos años el pago a la población de las indemnizaciones causadas por los daños cometidos por el oso.

El Alto Sil es una de las áreas con una mayor riqueza natural de la Península y está catalogado como Zona de Especial Protección para las Aves y Lugar de Interés Comuniario, las dos figuras de protección previstas en la red europea Natura 2000, y es además un lugar donde se desarrollan varios proyectos Life+ financiados por la UE.

El proyecto Life+ “Activa tu auténtica riqueza. Red Natura 2000″ -cofinanciado por la UE y gestionado por SEO/Birdlife y la Agencia EFE- quiere potenciar los valores y oportunidades de dicha red. En la misma participan los gobiernos de País Vasco, Andalucía, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cantabria, Navarra, Baleares y Madrid, el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, la Fundación Biodiversidad y Red Eléctrica de España. EFEverde




Secciones:            
Redacción EFEverde
Un equipo de periodistas especializados en periodismo e información ambiental de la Agencia EFE www.efeverde.com y www.efefuturo.com

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies